Fallo de alto riesgo para inmigrantes

Trump se anota un triunfo con la ayuda de la Corte Suprema
Fallo de alto riesgo para inmigrantes
Haber tenido algún antecedente pone en peligro a residentes legales.
Foto: ICE

Los inmigrantes legales sufrieron una derrota importante ante la Suprema Corte de Justicia. La ley punitiva que los puede llevar a encierros indefinidos está por arriba de las protecciones constitucionales que puedan gozar.

El Alto Tribunal determinó que los inmigrantes que cometieron un delito y cumplieron sus castigos pueden ser detenidos mucho tiempo después para ser deportados. Durante ese proceso ellos no tienen derecho a obtener una fianza que les permita continuar con su vida regular hasta que sean expulsados del país.

Esto significa que pueden estar recluidos por años mientras se decide su caso. El tribunal de inmigración puede fallar en su favor en el caso que disputen su deportación, incluso puede demorarse mucho tiempo por los retrasos que tiene estos jueces. No obstante, el inmigrante legal puede estar alejado de sus compromisos familiares y laborales por tiempo indefinido sin derecho a una fianza.

La decisión anula un fallo anterior del Noveno Circuito Federal de Apelaciones que mantenía la interpretación vigente por décadas de una ley de 1996, diciendo que las autoridades pueden detener al inmigrante en esas condiciones cuando es liberado inmediatamente después de cumplir su condena.

La administración Trump hizo más estricta su interpretación para ser aplicada como parte de su política para aumentar la deportación de inmigrantes. Se argumentó que un residente legal que cumplió condena , incluso por delitos menores, puede ser detenido en cualquier momento para deportación -sin posibilidad de fianza.

Esto significa que la amenaza de deportación es permanente para un inmigrante legal que alguna vez tuvo un encuentro con la ley. Y que el derecho constitucional de obtener libertad bajo fianza que tiene un sospechoso de asesinato, no es válido para un residente legal culpable hace 12 años por posesión de marihuana.

El veredicto facilita una política migratoria que se caracteriza por ir detrás de la gente trabajadora y honesta en vez de los extranjeros peligrosos que pudieran ser una amenaza real a la seguridad pública. Alienta la búsqueda de gente que pudo cometer un desliz menor en un pasado lejano en vez de buscar al delincuente de hoy.

El tener encerrado a una gran cantidad de gente que no es peligrosa, no beneficia a la sociedad. Solo Sirve para que el gobierno de Trump infle sus ensaladas de números -donde se mezcla inocente con pecador- para mostrarse un defensor de la ley, el orden y la soberanía nacional.

El fallo es una victoria para el presidente. Muestra el impacto de una Tribunal Supremo de tendencia conservadora. Los jueces designados por Trump no desilusionaron a la Casa Blanca. Los desilusionados son quienes creen que la Constitución debió haber prevalecido en vez de la persecución y el encierro indefinido de residentes legales por errores de antaño.