La sangrienta banda de “La mano con ojos” está de regreso, aseguran

Se difundió la imagen de una de sus víctimas con un narcomensaje

La sangrienta banda de “La mano con ojos” está de regreso, aseguran
Presunto narcomensaje de grupo criminal La Mano Con Ojos.
Foto: Twitter

La organización criminal “La Mano con Ojos“, que sembró el terror en la Ciudad de México y en el Estado de México, al parecer está de regreso ahora más sanguinaria que nunca, pues en redes sociales se difundieron las imágenes de una de sus víctimas junto con un narcomensaje.

“Esto me pasó por estar robando y extorsionando en la plaza del señor. Atte. La Mano con Ojos NV Imperio” (sic), se lee en el mensaje dejado por los asesinos que dejaron el cuerpo de un hombre descuartizado dentro de la hielera, el cual presentada diversas señales de tortura.

Según el sitio El blog del narco, el cuerpo apareció en el cruce de las calles Cuauhtémoc y Francisco Villa, en pleno centro de la ciudad de Huejotzingo, Puebla.

Elementos de la Policía Municipal de Huejotzingo, acordonaron la zona y levantaron el cuerpo de la víctima de la que se desconoce la identidad y si realmente estaba relacionada con el crimen organizado.

Luego de su detención el 11 de agosto de 2011, Oscar Oswaldo García Montoya “El Compayito”, líder de “La Mano con Ojos“, se adjudicó entre 300 y 900 homicidios, y confesó que planeaba asesinar al entonces procurador mexiquense en ese entonces, Alfredo Castillo.

La Mano con Ojos” se caracterizó por la violencia con la que privaba de la vida a sus víctimas, pues su sello consistía en decapitar. Y aunque actualmente, García Montoya se encuentra recluido en el penal del Antiplano; sin embargo, todo parece indicar que su organización no solo continúa operando, sino que además se extendió a entidades aledañas al Estado de México, aunque las autoridades no han dicho nada al respecto.

Sin duda, algo que sería una muy mala noticia para el gobierno de Puebla que ha pasado por la lucha contra el crimen organizado, en especial gripos de huachicoleros y secuestradores sin mencionar narcotraficantes.