Adelanto termina contrato de detención migratoria con ICE y grupo GEO

Se desconoce si significa el cierre de la prisión más grande de inmigrantes indocumentados más grande del país
Adelanto termina contrato de detención migratoria con ICE y grupo GEO
El centro de Adelanto es operado por el grupo GEO.
Foto: Archivo/La Opinión

La Ciudad de Adelanto terminó su contrato con el Servicio de Migración y Aduanas (ICE)  y el grupo GEO, una compañía privada que maneja el centro de detención, lo cual no significa necesariamente que vayan a cerrar, pero ICE advirtió que en caso de un cierre, consideran transferir a los inmigrantes a otros centros donde tengan disponibilidad de camas.

El Centro de Detención de Adelanto fue abierto en 2011 y tiene capacidad para 1,960 inmigrantes. De las 637 instalaciones que tiene ICE en el país para albergar detenidos, es el más grande.

El administrador de la ciudad de Adelanto, Jessie Flores escribió en una carta a GEO y al ICE, que el contrato termina en 90 días.

“Lo que va a pasar ahora es que el ICE puede mantener en operaciones el Centro de Adelanto sin la autorización de la Ciudad. Operar directamente y ampliar el centro. No sabemos si eso es legal porque ICE nunca ha sido transparente. Ellos evaden la ley sin dar explicaciones”, dijo Liz Martínez, portavoz de la organización no lucrativa Freedom for Immigrants.

Desde 2010, siete inmigrantes detenidos han fallecido en la cárcel de Adelanto( (Photo by John Moore/Getty Images)

Martínez indicó que presionarán porque se deje en libertad a los inmigrantes para que peleen sus casos al lado de sus familias. “Abogamos para que se libere a las personas detenidas y se les dé acceso a sus abogados, comunidades y familias”, enfatizó.

Christina Fialho, cofundadora y directora de la misma organización, dijo que desde que ellos comenzaron a visitar Adelanto en 2012, han documentado y expuesto incontables abusos desde negligencia médica hasta asaltos sexuales de parte de los guardias y personal de las prisiones.

“Hasta este momento no se ha hecho responsable a nadie. La decisión de cerrar el contrato no absuelve a la ciudad de Adelanto de su historial de cerrar los ojos a las violaciones en contra de los inmigrantes en su propio patio trasero”, indicó.

Lorie Haley, portavoz de ICE dijo que planea continuar con el uso del Centro de Procesamiento de ICE en Adelanto mientras el contrato siga vigente.

Agregó que explorarán todas las opciones para continuar con el empleo de las instalaciones. “Sin embargo, ICE no opera un sistema nacional de camas para detención y alojará a sus detenidos en otras instalaciones si es necesario”, advirtió.

Dejó en claro que si el Centro de Detención no está disponible, cada caso será revisado para determinar si continúan en detención o se transfieren. Todo en apego a las actuales prioridades, normas y mandatos legales de la agencia.

Adriana Sánchez lleva un año detenida en Adelanto y separada de sus tres hijos. (foto suministrada).

Miedo entre familiares

Agustin Sánchez se llenó de miedo ante la posibilidad de que su esposa Adriana quien lleva más de un año detenida en Adelanto, pudiera ser transferida a otro centro fuera de California o a San Diego. Ya de por si, él y sus tres hijos de 15, 11 y 7 años sufren mucho porque a Adriana la trasladaron de Sacramento a Adelanto.

“Tenemos siete meses que no podemos ir a verla. Desde que a ella la detuvieron, la situación económica se nos ha complicado porque los dos trabajamos en la construcción. Ahora solo hay un ingreso, y yo tengo que hacer de papá y mamá”, explicó.

Lo que más le duele además de ver el impacto en sus hijos por la separación y ausencia de la madre, es el maltrato que recibe su esposa en Adelanto. “Lleva tres meses con una uña enterrada e infectada. Mi esposa me comenta que hace varias semana que el médico que tenían se salió, porque no le proveían de medicamentos solo tylenol”.

Agustín dijo que el gobierno de California no debía permitir que Adelanto continuará operando porque son muchos los abusos contra los inmigrantes detenidos. “Hay negligencia médica, maltrato, intimidación y la comida es un cochinero. Se las sirven hasta con gusanos. Mi esposa se siente muy deprimida y desesperada”, reveló.

Y añadió que ya le dijeron en la escuela que sus hijos menores, necesitan terapia psicológica.

Adriana Santiago Mendel lleva desde febrero en el Centro de Detención de Adelanto. (Foto suministrada)
Adriana Santiago Mendel lleva desde febrero de 2018 en el Centro de Detención de Adelanto. (Foto suministrada)

El alcalde de la ciudad de Adelanto, Gabriel Reyes dijo que la decisión de cerrar el contrato fue tomada por el administrador Flores porque no tienen la capacidad ni los recursos  para vigilar el centro de detención y evitar que se salgan fuera de la ley o se cometan irregularidades como las observadas en un reporte del auditor del estado.

Negó que cierren los ojos antes los abusos denunciados en Adelanto. “Hemos hecho tours e investigamos siempre lo que pasa como cuando hubo una huelga de detenidos”, dijo.

El alcalde estimó que si el centro se cierra habrá una pérdida de empleos que afectarán a la ciudad. Calculó que un 20% de los trabajadores viven en Adelanto y el resto en las ciudades cercanas. Agregó que reciben un pago del Grupo Geo por cada cama ocupada.

Pablo Páez, portavoz del grupo GEO, dijo que se abstendrían de hacer comentarios y dejarían que ICE se encargara de responder a la noticia.

Manifestantes protestan por abusos en el Centro de Detención de ICE en Adelanto. (Alejandro Cano/La Opinión).

En el último año, varias ciudades y condados han terminado sus contratos con ICE para albergar inmigrantes indocumentados en sus cárceles o localidades. Ese ha sido el caso del condado de Contra Costa, Sacramento y Orange. En 2017, la ciudad de Santa Ana terminó su contrato.

Al ICE le quedan acuerdos intergubernamentales con los condados de Imperial y Yuba. El único centro donde no tienen contrato porque operan directamente, es el de Otay.

El Centro de Detención Mesa Verde estuvo a punto de cerrar el 19 de marzo luego de que la ciudad de McFarland, en el Valle Central de California, terminó el contrato con el grupo GEO el cual administraba las instalaciones.

Pero se negoció para mantenerlo abierto hasta el 18 de marzo del año 2020, bajo un acuerdo directo entre ICE y GEO que dejó por fuera a la ciudad. El Centro Mesa Verde localizado en Bakersfield ha estado abierto desde 2015.

Bajo la ley estatal Dignidad no Detención, aprobada en 2017, en California se prohibe a las ciudades y condados, crear nuevos contratos o extenderlos con agencias federales o corporaciones privadas con el propósito de albergar inmigrantes indocumentados detenidos.

“Solamente la ciudad de Holtville en California permanece con un contrato privado con la compañía MTC y con ICE. Nuestra intención es terminarlo también, y asegurar que todos los municipios estén de lado correcto de la historia”, dijo Fialho.

Los indocumentados son obligados a trabajar largas horas por cerca de 1 dólar el día en el Centro de Detención de Adelanto. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Ya no más

Mario J. Novoa, residente de Adelanto dijo que ya han tenido suficiente. “La economía de las prisiones locales es una maldición en nuestra comunidad. Nadie está ganando con estos contratos con prisiones privadas, excepto los inversionistas de las compañías. La Ciudad debe convertir las instalaciones del Centro de Detención en un campus educativo o una clínica de salud”, dijo.

“Adelanto debe desconectarse del negocio de las prisiones privadas y del sufrimiento de los inmigrantes”, enfatizó.

Carlos Hidalgo, un activista pro derechos de los inmigrantes, dijo que la meta principal es hacer dinero de la desgracia para mantenerlos indefinidamente en detención. “Nadie debía soportar este tipo de abusos. Es tiempo de cerrar las prisiones de inmigrantes de una vez por todas”, urgió.

Emilio Amaya, director del Centro de Servicios Comunitarios de San Bernardino, una organización que ofrece ayuda legal a personas detenidas en el Centro de Detención de Adelanto, dijo que la decisión de la ciudad de Adelanto de terminar el contrato con la compañía de prisiones privadas GEO, es un buen paso en el camino correcto. Sin embargo, aseveró que no es suficiente para evitar que compañías como GEO sigan lucrando con la detención de migrantes, muchos sin antecedentes penales.

“La ciudad de Adelanto bien pudo haber tomado medidas para reparar los daños que esta prisión privada ha causado a su comunidad y también para que no siga operando, lo cual aún pueden hacer como negocio privado. Hay necesidad de que el Estado y los condados regulen mejor el funcionamiento de tales negocios nocivos para nuestras comunidad”, resaltó.