¿Cómo se transmite sexualmente la gonorrea y cuáles son sus síntomas?

La gonorrea puede aumentar las probabilidades de contraer o transmitir el VIH (SIDA)

La gonorrea, también conocida como blenorragia, es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que se puede contagiar a través del sexo vaginal, oral y anal.

¿Cómo se transmite la gonorrea?

La bacteria se aloja en el líquido preseminal, en el semen y en las secreciones vaginales. La infección comienza en el pene, la vagina o el ano, y se puede propagar al cuello uterino, la uretra, la garganta y, en caso extremo, a los ojos.

En este último, la infección se disemina cuando tocas tus ojos con las manos llenas de secreciones infectadas. Si estás embarazada, también puedes infectar al bebé en el momento del parto.

Síntomas

La gonorrea es una enfermedad silenciosa, por lo que puedes estar infectado y no notarlo. Sin embargo, en algunos casos muestra indicios:

Si eres mujer, puedes presentar ardor y dolor al momento de orinar; dolor durante el sexo; flujo vaginal inusual (amarillento o con sangre); y/o sangrado entre períodos.

Si eres hombre: dolor y ardor al orinar; hinchazón en el pene; pus o secreción de color extraño en el glande; dolor e hinchazón en uno o ambos testículos.

Si la gonorrea está alojada en el ano, los síntomas pueden ser: comezón e hinchazón en el ano, dolor al defecar; secreción inusual o sangrado.

Cuando la gonorrea afecta la garganta, no existen síntomas, y si es el caso, solo dolor de garganta.

gonorrea
Foto: Shutterstock

En cuanto al tratamiento para la gonorrea, consta de antibióticos (vía oral o inyectables) que debes recibirlo tú y tus parejas sexuales, sino la enfermedad volverá. Si no tratas la gonorrea a tiempo, puede haber consecuencias:

Para las mujeres, puede diseminarse a las trompas de falopio y al útero, ocasionando enfermedad pélvica inflamatoria que puede producir infertilidad.

Para los hombres, puede esparcirse al epidídimo: órgano donde se maduran y almacenan los espermatozoides, causando dolor en los testículos.

Recuerda que usar condón durante las relaciones sexuales evitará que te contagies de esta y cualquier otra enfermedad de transmisión sexual.

Incluso, pensarás que el condón no hace falta porque tienes una sola pareja sexual. Pero, si él o ella, tienen más parejas sexuales, te puedes contagiar.