Editorial: Segregación laboral

Las minorías como los latinos y afroamericanos reciben un trato desigual en el empleo, y no solamente en cuanto a salarios
Editorial: Segregación laboral
Las minorías latinas y asiáticas están entre los grupos más difícil de contar. Archivo.
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)

Las disparidad de riqueza en Estados Unidos surge de la inequidad laboral que va mucho más allá de un ingreso. Los beneficios que se reciben en el empleo son una parte importante de una compensación desigual que perjudica a las minorías.

Un análisis reciente del Institute on Assets and Social Policy de la Universidad Brandeis halló que a los empleados afroamericanos y latinos no solo se les paga menos que a los anglos sino que reciben menos beneficios de cobertura médica y de retiro. Esta diferencia acumulada coloca la compensación de las minorías en cerca de 30%.

El estudio tomó en cuenta cinco categorías significativas en el sector privado de la economía como la construcción, restaurantes, salud, finanzas y las ciencias. A excepción en los restaurantes se halló que las brechas de riqueza son grandes y estadísticamente significativas. Las disparidades de riqueza entre gente de distinta raza con un mismo nivel educativo como para marcar una diferencia en las perspectivas y su seguridad económica.

El reporte señala uno de los síntomas del racismo institucional o estructural. Cómo explicar que en el sector de la construcción haya marcadas diferencias entre minorías y blancos, incluso cuando hay un sindicato que supuestamente debe defender a todos por iguales. Esta diferencia, especialmente en beneficios no se ve en el sector de finanzas según el estudio. Es irónico que la diferencia mayor esté en la labor que requiere menos conocimiento especializado.

El racismo estructural se ve en la gran diferencia en cuanto a la mayor cantidad de blancos que hay en los sectores de finanzas y ciencias. La preparación para esos empleos comienza en la educación primaria. Se siente la diferencia entre los recursos de un distrito escolar de una barrio minoritario pobre y un suburbio blanco más solvente. De igual manera la graduación en una universidad prestigiosa (y costosa) facilita los contactos para iniciar una vida laboral exitosa.

La Ley de Cobertura Médica ahora permitió que muchos trabajadores latinos puedan acceder a un seguro de salud. Fue necesaria una intervención del gobierno para cumplir con el papel que el sector privado está abandonando.

Por otra parte, las cifras del Urban Institute mostraron que solamente un 32% de hombres latinos entre 25 y 64 años de edad participaron en un plan de retiro auspiciado por su empleados ,en comparación con el 54% de los anglos y 47 de los hombres afroamericanos. Los ingresos bajos y la falta de ahorro para el retiro indica un futuro preocupante para los hispanos.

El racismo estructural se manifiesta a lo largo de la sociedad. El sistema laboral injusto es una consecuencia de un ciclo educativo desigual y de la falta de oportunidades para las mujeres, jóvenes y adultos de minorías. La disparidad de salarios y beneficios continuará sino se atienden sus causas.