Niños al norte de México sueñan con ser narcotraficantes y sicarios según estudio

La apología del delito y la falta de valores podrían ser la principal causa
Niños al norte de México sueñan con ser narcotraficantes y sicarios según estudio
"El Pirata de Culiacán”.
Foto: (Facebook)

En el estado de Coahuila al norte de México con los Estados Unidos, los niños sueñan convertirse en narcotraficantes, sicarios y consumir drogas según un estudio publicado recientemente.

Se trata de pequeños de entre cinco y 11 niños que viven en la zona norponiente de la capital de dicho estado, Saltillo, son quienes anhelan consumir estupefacientes y además formar parte de una banda de delincuencia organizada.

A esta escabrosa conclusión fue a la que llegaron estudiantes universitarios de la Facultad de Trabajo Social de Coahuila, quienes desde hace dos años participan en el proyecto “Mirando hacia el futuro“, en el que analizan las condiciones de vida de los menores de edad y con el que buscan fomentar el desarrollo y bienestar de los pequeños.

“Tienen problemas emocionales, falta de cultura pues su situación económica no les permite conocerla. Registran emociones que no son controladas, explotadas al menor motivo, incluso hay cuestiones en donde el panorama es la adicción”, comentaron las alumnas encargadas del estudio a Sin Embargo.

“Cuando comenzamos a hablar con ellos nos mostraron que quieren ser parte de las drogas y la delincuencia”, abundaron las investigadoras.

A decir del estudio, “al crecer en un ambiente adverso, los menores refuerzan sus lazos familiares al grado de aspirar a ser como sus mayores, en este caso, principalmente personas con adicciones o vinculadas a la delincuencia organizada“.

Y es que en los últimos años se ha hecho apología de los delitos sobre todo en series de televisión, narcocorridos, telenovelas y surgen influencers que presumen artículos ostentosos así como convivencia con personas relacionadas al narcotráfico. Tal es el caso de Juan Luis Lagunas Rosales el famoso “Pirata de Culiacán“, un joven quien antes de ser asesinado, mostraba una forma de vida llena de excesos, lo cual lo hizo popular en redes sociales. Al final supuestamente fue mandado a matar por Nemesio OsegueraEl Mencho“, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.