Los infieles son más fáciles de atrapar que las infieles

Las mujeres suelen ocultar mejor el engaño
Los infieles son más fáciles de atrapar que las infieles
Los hombres infieles se delatan con el rostro.
Foto: Shutterstock

En general, los hombres infieles son más fáciles de atrapar que las mujeres infieles y esto se debe a un poder de observación natural que se encuentra tan desarrollado en ellas como en ellos.

Una investigación publicada en la revista Royal Society Open Science, reunió a 1,500 hombres y mujeres para analizar un bagaje de fotografías de 101 hombres y 88 mujeres, quienes revelaron a los autores si habían engañado o no a su pareja y si habían sido descubiertos.

Sólo con mirar los rasgos faciales de las fotografías, hombres y mujeres fueron capaces de predecir la infidelidad de los hombres analizados en la imagen, pero no ocurrió lo mismo con las fotos de las mujeres, pues ellos y ellas tuvieron problemas para detectar a las mujeres infieles.

Los investigadores de la Universidad de Australia Occidental explicaron que los hombres con rasgos más “masculinos” fueron catalogados como infieles por los hombres y las mujeres que los observaron… y su clasificación fue atinada. Sin embargo, en el caso de las mujeres, sus rasgos no delataron con tanta precisión su nivel de infidelidad, sin importar qué tan femeninas parecieran.

Los autores del estudio señalan que es posible que esa capacidad de distinguir a un hombre infiel de otro que no lo es, se trate de un mecanismo de defensa evolutivo que permite a las mujeres evitar a estos ejemplares y, a los hombres, desconfiar de sus iguales que se acercan a su pareja.

De hecho, un 20 por ciento de los hombres son infieles, una cifra que se ha mantenido estable durante las últimas dos décadas. Y aunque sólo el 15 por ciento de las mujeres son infieles, se trata de un número que se ha incrementado en 50 por ciento en el mismo periodo.