La Corte Suprema analiza deportaciones de ciertos portadores de “green card”

El caso podría generar jurisprudencia para otros inmigrantes
La Corte Suprema analiza deportaciones de ciertos portadores de “green card”
El caso en la Corte Suprema involucra a portadores de 'green card'.
Foto: uscis.gov

La Corte Suprema acordó revisar el caso de un portador de “green card”, para determinar si un Residente Permanente puede ser “declarado inadmisible” de acuerdo con la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), incluso si esa persona no está solicitando la admisión al país.

Si la determinación es en contra, la inadmisibilidad de ese inmigrante lo colocaría en el camino a la deportación. La decisión, a favor o encontra de los jueces podría generar jurisprudencia.

El caso que los jueces aceptaron el revisar el caso del jaimacano Andre Martello Barton, quien llegó a los Estados Unidos en mayo de 1989 con una visa de turista y obtuvo la Residencia Permanente tres años después.

Sin embargo acumuló una serie de condenas que iban desde asalto agravado y posesión de armas hasta, más recientemente, violaciones de la Ley de Sustancias Controladas de Georgia.

El Gobierno de los Estados Unidos considera que esas condenas de Barton constituyen delitos que involucran “depravación moral”, es decir, el concepto con el que se determina el Buen Carácter Moral y son motivos para la deportación, pero Barton considera que eso sería injusto, ya que él es Residente Permanente.

El tema se complica, porque para recibir ese beneficio como Residente, Barton puede establecer que residió en los Estados Unidos continuamente durante siete años, después de su primera admisión, reportó el portal Court House News.

Sin embargo, debido a que Barton cometió su primera condena por crímenes en el país en enero de 1996, el Gobierno aplicó lo que se conoce como la “regla del tiempo-suspendido”, es decir que detuvo el reloj en su residencia continua a pocos meses del umbral de siete años.

El inmibrante apeló ante el Onceavo Circuito, después de que un juez de inmigración y la Junta de Apelaciones de Inmigración decidieran en su contra.

El Noveno Circuito ha dicho que la regla referida no se activa a menos que un inmigrante solicite su admisión de ingreso a los EEUU, una corte con sede en Atlanta consideró en septiembre de 2018 que la INA no señala que la regla aplica de ese modo, es decir, abre la puerta a que esté en el país.