McGahn, el testigo que puede hundir a Trump

Donald McGahn aceptó que Trump le pidió convecer al Departamento de Justicia de despedir a Robert Mueller
McGahn, el testigo que puede hundir a Trump
McGahn tendrá que responder ante el Congreso y entregar documentos clave
Foto: Getty Images

Mientras el presidente Donald Trump sigue celebrando frente a los medios el reporte de Robert Mueller, su equipo ve con preocupación la citación del primer miembro de su gobierno que reveló a Mueller acciones consideradas por muchos, incluidos los demócratas, como intentos de obstruir la justicia.

El ex abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, fue citado por el presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes ordenando que entregue testimonio ante el panel el próximo mes y además de documentos y registros relacionados con las investigaciones federales del presidente Trump, sus finanzas, su campaña y sobre las acusiaciones relacionados con los presuntos intentos del presidente por obstruir la justicia.

“El informe del abogado especial, incluso en forma redactada, describe pruebas sustanciales de que el presidente Trump se involucró en obstrucciones y otros abusos”, dijo en el comunicado el presidente del panel judicial, el representante demócrata Jerrold Nadler (N.Y.), que calificó a McGahn como “un testigo crítico de muchos de los casos  que alegan obstrucción de la justicia y otras conductas indebidas descritas en el informe de Mueller “.

En el informe de Mueller se detallan varias ocasiones en las que Trump le ordenó a McGahn “hacer locuras” o acciones fuera de la institucionalidad, como convencer al Departamento de Justicia para que despidiera al fiscal especial Robert Mueller.

Esto hecho hizo que McGahn amenzara a Trump con su renuncia, de la misma forma que el ex abogado de la Casa Blanca se negó a cumplir la orden de Trump de emitir una declaración pública negando los informes que Trump quería despedir a Mueller.

McGahn también le dijo al abogado especial Robert Mueller cómo Trump intentó evitar que el ex fiscal general Jeff Sessions se negara a supervisar la investigación de la Trama Rusa. En ese caso, McGahn comunicó los deseos del presidente a Sessions, quien decidió finalemente recusarse de todos modos, hecho que lo llevó a una prolongada disputa con Trump.

De esta forma el testimonio del ex abogado de la Casa Blanca encaja en lo que surge como un patrón de comportamiento de Trump, representado en las páginas del informe de Robert Mueller, en el que con frecuencia ordenaba a sus subordinados mentir o tomar medidas que hubieran sido contrarias a la ley.

Lo más alarmante de todo, es que según el reporte, fueron los subbordinados y empleados de Trump los que se negaron a acatar las órdenes para obstruir con la investigación de la Trama Rusa. 

Sin embargo ahora ante los demócrataa en el Congreso la investigación irá más allá del hecho de que los empleados de la Casa Blanca no siguieran las órdenes más cuestionables de Trump sino que evaluarán la intención del presidente en que se llevaran a cabo estas acciones.