Niños latinos entregan cartas al hombre que los quiere echar a la calle

Medio centenar de ruidosos manifestantes protestan afuera de la casa del millonario y dueño de apartamentos Ken Wong
Niños latinos entregan cartas al hombre que los quiere echar a la calle
Ruidosos manifestantes irrumpieron la paz en el exclusivo barrio de Patton Court, en San Marino. (Jorge Macías/ La Opinión)
Foto: JLM /Impremedia

El pequeño Alexis Rodríguez se armó de valor y frente a la mansión del millonario Ken Wong en la ciudad de San Marino y leyó una emotiva carta que él mismo escribió donde expresó su determinación para luchar junto con su madre y hermanos para evitar que sean echados a la calle.

“Estimado señor Wong, soy un niño de los Inquilinos Unidos de los Cinco Puntos; hemos protestado en los últimos meses y no vamos a parar hasta que usted baje la renta”, leyó el pequeño. “Nos han estado desalojando, incluyendo a nuestros amigos y vecinos. Tenemos una renta muy alta y apenas podemos vivir ahí”.

Con lágrimas en sus mejillas, añadió que sus padres deben trabajar más para pagar el alquiler “y no queremos terminar desamparados”.

Su madre, Alejandra Ceja, de oficio recepcionista dijo a La Opinión que por un departamento de dos recámaras en Lincoln Heights, antes pagaba $1400, pero Wong le aumentó el alquiler mensual a $1,600 que no puede pagar. Ella tiene otras dos hijas: Alexandro de 12 y Vanessa de 9. Su esposo trabaja en la construcción, pero su empleo no es fijo.


El pequeño Alexis Rodríguez muestra la carta que dejó en la puerta de su casa al millonario Ken Wong. (Jorge Macías / La Opinión)

“Este señor nos mandó a corte”, expresó Alejandra. “A ver cuándo nos van a desalojar”.

Alejandra y sus tres hijos son parte de la organización Inquilinos Unidos de los Cinco Puntos, quienes realizaron una manifestación directa en contra de Ken Wong, en su casa valuada en aproximadamente 1.4 millones de dólares, en el 1210 Patton Court, en San Marino.

Ella y los organizadores comunitarios “exigieron” a Wong que retorne a la mesa de negociaciones con sus inquilinos para un contrato justo y estable.

Sin embargo, dijeron que a un promedio de 17 familias les presentó988 9 un segundo intento de desalojo, con la asistencia del abogado Dennis Block, a quien consideraron “un infame abogado que ha afirmado que ha desalojado a más inquilinos que cualquier otro”.

“¡Fight, fight, fight, housing is a human right!” (Luchar, luchar, luchar, la vivienda es un derecho humano); “Tener un techo es un derecho” o “La renta sube y sube, el pueblo sufre y sufre” gritó el medio centenar de manifestantes.

Madres de familia y sus hijos protestaron por los intentos de ser echados a la calle. (Jorge Macías / La Opinión)

Los hijos de los inquilinos como Alexis escribieron numerosas cartas que depositaron a la entrada de la casa de Ken Wong, un diácono y director de operaciones en Generations Church y fideicomisario de la Fundación de Escuelas de San Marino. La Opinión pidió una entrevista con él en ambos lugares, pero al cierre de edición no respondió.

“Ken Wong, quiero saber cuándo el dinero se volvió más importante para usted que las familias, mi familia. Eres un hombre de Dios, ¿verdad? Ayúdame a entender por qué le haces esto a Dios”, cuestionó Leydi Castillo. “Dios no me expulsaría de mi casa. Él no dejaría a mi madre soltera con 4 hijos y un recién nacido en las calles sin un techo”.

La estudiante de colegio dijo que han vivido por 15 años en un departamento de dos recámaras ubicado en la calle 26 en Lincoln Heights donde abundan las ratas, cucarachas y hay goteras cada vez que llueve. Dijo que en diciembre de 2018 pagaban 1,275 dólares mensuales de renta, pero se las incrementaron a $1,650, y aunque pudieron pagar enero y febrero, les fue imposible cumplir en marzo y abril.

Los Inquilinos Unidos de los Cinco Puntos se apostaron frente a la mansión del millonario Ken Wong. (Jorge Macías / La Opinión)

“Ni el administrador ni el propietario han hecho nada por arreglar las cosas”, denunció la chica “Las autoridades de salud vinieron e hicieron una revisión en marzo, pero no han regresado”.

Considerado un “héroe” por los propietarios de bienes raíces, el abogado Dennis Block indica en su página de internet que desde que la firma comenzó en 1976 hasta la fecha han manejado más de 200,000 desalojos de inquilinos residenciales y comerciales en California. El abogado Block prometió hablar con La Opinión, pero al cierre de edición no lo hizo.

Miles de casos de desalojo

Un estudio de Abodo muestra que la mayoría de los residentes en LA son inquilinos.

En efecto, la mayoría de las unidades de vivienda (53.9%) en el área de Los Ángeles estén alquiladas. Lo mismo ocurre con Nueva York (50.7%) y San Francisco (50.9%).

De hecho, aparte de Los Ángeles y San Francisco, las otras ciudades de la lista que tienen la mayor proporción de inquilinos en la nación son Merced (53,3%), Santa Bárbara (53,3%) y Salinas (53.2%), y tan solo en 2015, los propietarios presentaron 51,203 casos de desalojo en el condado de Los Ángeles.

Alejandra Ceja y sus hijos Alexis y Vanessa luchan por no ser desalojados de su vivienda. (Jorge Macías / La Opinión)

Problemas de salud y seguridad

Chris Estrada, organizador de los inquilinos, dijo que las familias en disputa legal para evitar el desalojo habitan unidades de vivienda en edificios ubicados en el 2621 de la Avenida Pasadena, en Lincoln Heights, y en el 135 y 145 de la Avenida 26.

“En esos lugares no hay control de rentas, pero la gente vive en malas condiciones, con ratas, chinches, cucarachas y en otras propiedades [de Ken Wong] hay problemas con la electricidad y plomería”, dijo el activista. “Les han aumentado la renta de $1,200 o $1,250 hasta $1,600 o $1,700; por años han aguantado esas condiciones, pero ahora que les han aumentado la renta eso es injusto”.

Debido al barullo en la vía pública el jueves en la tarde, un helicóptero vigiló la presencia de los manifestantes y varias patrullas fueron enviadas por el Departamento de Policía de Sur Pasadena y de San Marino. Nadie fue arrestado.