Aerolínea expulsa de vuelo a niño autista por llevar una muñeca, ¡le querían cobrar extra equipaje!

Hay discapacidades que no son visibles, pero sin embargo son ignoradas por compañías y autoridades

Una madre ha hablado acerca de la forma en que su hijo autista fue tratado cuando intentó abordar un vuelo de Ryanair desde Alicante, España, al Reino Unido.

Leo, de 15 años, originario de Doncaster, Inglaterra, trató de abordar el avión junto con su cuidador cuando se desató una pelea por la muñeca de “soporte emocional” que portaba. El adolescente, que tiene autismo severo, tiene la capacidad mental de un niño de tres años.

La mamá, Helen Estella, afirma que los trabajadores del aeropuerto intentaron cobrarle a Leo una tarifa de unos $32 dólares por su muñeca de confort, ya que se clasificó como equipaje de mano.

Leo se “angustió” cuando el personal no lo dejó tener la muñeca consigo. Los trabajadores llamaron a  agentes de policía a la escena. Helen afirma que cuatro o cinco policías rodearon a su hijo y lo “tocaron físicamente”.

Los trabajadores de Ryanair desalojaron del avión a Leo y a su equipaje, también a su cuidador, y no les ofrecieron otra forma de volar a casa. Lo peor de todo es que, aparentemente, les informaron de que no habría vuelos hasta el martes siguiente.

Una vez Leo llegó a su casa sano y salvo, su madre decidió compartir sus historia en Facebook.

“Este es mi hijo Leo, él tiene 15 años, tiene autismo severo y la capacidad mental de un niño de 3 años. Ryanair se negó a dejarle volar a casa porque estaba angustiado porque no le dejaron tener su muñeca y le exigieron que pagara por ella como equipaje extra.

Se llamó a la policía y cuatro agentes rodearon a mi hijo en el aeropuerto de Alicante. Le tocaron a él y a su muñeca sin su consentimiento, lo que causó su derrumbe.

Si tuvieran alguna conciencia del autismo, hubieran sabido que esto siempre provoca un colapso emocional. Se solicitó asistencia especial, ya que no todas las discapacidades son visibles, pero Ryanair nos dijo que no porque Leo puede caminar. Tuvo que ser llevado al médico del aeropuerto y medicarlo ya que estaba muy angustiado.

Desesperado, el cuidador de Leo se dirigió a otra compañía, Jet2, para pedir ayuda. Afortunadamente, el personal demostró mucha más bondad hacia ellos.

Cuando compraron los nuevos, el persona de esta aerolínea se sentó en el piso con Leo para calmarlo. El chico estaba muy asustado de abordar el avión. En este punto, el chico estaba en una silla de ruedas debido a la medicación que le habían administrado.

Helen quiso agradecer al personal de Jet2 por tratar a su hijo con “amabilidad, dignidad y respeto“, lo que no hizo Ryanair.

Jet 2, no puedo agradecerte lo suficiente por llevar a mi hijo discapacitado a casa. Por tratarlo con amabilidad, dignidad y respeto. La mayoría de las veces, los niños autistas necesitan más tiempo de procesamiento, hay que tener paciencia con ellos, no traer a la policía y amenazarlo con inyecciones.  El comportamiento de Ryanair y el personal de tierra de la compañía fue exagerado”, se lee en el post.

Al contrario que Ryanair, el comportamiento de la otra aerolínea fue ejemplar. Incluso el capitán de vuelo de Jet2 fue a comprobar que Leo estuviera bien, así que la madre también quiso agradecerle a él.

“Por favor acepte mi agradecimiento desde el fondo de mi corazón. Su trato fue magnífico, no como Ryanair, con quien no volveré a a volar. En mi opinión, están impulsados ​​por la codicia absoluta y, en este caso, están faltos de humanidad”, añadió en el post.

Esta historia solo muestra lo importante que es reconocer las discapacidades que resultan invisibles a la vista, e ilustra lo que supone ser compasivo y empático. Desde luego, marca la diferencia.