Brote de Newcastle amenaza con disparar precios de huevo y pollo

Se estima que hay unas 100,000 aves de corral en los patios de California susceptibles de adquirir la mortal enfermedad
Brote de Newcastle amenaza con disparar precios de huevo y pollo
La gripe aviar, una enfermedad que no se veía en California desde hace más de 15 años, amenaza con disparar los precios de huevos y pollo. (foto suministrada)
Foto: Foto suministrada / Foto suministrada

El Newcastle, una virulenta enfermedad que afecta a las aves de corral y no se veía desde hace más de 15 años en el estado, amenaza con disparar los precios de los huevos y el pollo en California.

Por lo que las autoridades agrícolas, hicieron un llamado a los propietarios de aves para que no transporten sus gallos y gallinas bajo cuarentena fuera de las áreas del condado de Los Ángeles y amplias porciones de los condados de Riverside y San Bernardino.

Los barrios más impactados en el condado de Los Ángeles son: Compton y Whittier; en el condado de Riverside, la ciudad del mismo nombre, Eastvale, Menifee, Mira Loma, Jurupa Valley, Norco, Nuevo y Perris; y en el condado de San Bernardino, Chino, Fontana, Hesperia, Highland, Ontario y Muscoy.

“No muevan ni traigan nuevos animales. Lo único que hace que la enfermedad pase de un lugar a otro es el movimiento. Lo que queremos es acabar lo antes posible con el brote y dejar que la gente viva su vida normal. Necesitamos su cooperación”, urgió el doctor Ricardo Gaitán, científico ambientalista del Departamento de Agricultura y Alimentos de California (CDFA).

Si no se logra controlar el brote de Newcastle, el precio de los huevos se disparará en California.

Preocupación 

Señaló que si el Newcastle llega a afectar a los grandes productores de huevo y pollo, el precio del huevo y el pollo se va incrementar. Una docena de huevos que ahora cuesta tres dólares, pueden llegar a costar entre 10 y 15 dólares.

“Todos podemos ser afectados. Este un tema que nos concierne, porque afecta a toda la cadena alimenticia y existe el riesgo de que se puedan cerrar las fronteras de California a todo producto que venga de fuera”, alertó.

Y pidió a quienes tienen criaderos de aves a nivel urbano que cooperen y las mantengan dentro de sus terrenos en jaulas preferentemente. “También les pedimos que tengan control de insectos y roedores  porque ellos se pueden llevar el virus entre las patas. La gente también puede transportarlo entre los zapatos y diseminarlo cuando visitan a otro propietario de aves o granja”.

Añadió que es muy preocupante, lo que sucede. “Los ojos del mundo en cuestiones de agricultura en cuanto a producción de huevo y pollo están puestos en el sur de California”.

El Newcastle es una enfermedad en las aves causada por un virus. “En el ser humano es raro que se presente. Los casos detectados se han dado en médicos veterinarios o empleados de granjas o de laboratorio que trabajan con animales infectados y no se limpian las manos o no usan protección en la nariz y ojos. Los síntomas son como los de una alergía, conjuntivitis o gripa. Hay enrojecimiento de los ojos y les lloran mucho”, explicó.

El también médico veterinario dejó en claro que el huevo del animal infectado no representa riesgo para la salud del humano si está perfectamente cocido.

Médico veterinario del Departamento de Agricultura y Alimentos de California (CDFA) muestra la conjuntivitis a causa del Newcastle. (foto suministrada).

Cómo reapareció

Gaitán explicó que a mediados del año pasado, reapareció el Newcastle en California. Se dieron cuenta que había regresado cuando el dueño de unos gallos en Los Ángeles los llevó al veterinario porque se le estaban muriendo.

“Ningún gallo sobrevivió después de varios tratamientos. Así que se mandaron muestras al laboratorio estatal y al federal, las cuales confirmaron que era Newcastle”, expuso.

Tan solo en el condado de Ventura, en una sola propiedad tuvieron que sacrificar 750 gallos.

Los animales enfermos de Newcastle sufren mucho, producen mucho moco, respiran con el pico abierto, las barbillas se les inflaman, cambian de color, su sistema nervioso se altera, se deprimen, dejan de comer, les da diarrea, caminan en círculos, el cuello y la cabeza se les tuercen, se les paralizan una o dos patas y mueren los primeros tres días”, detalló.

Las aves enfermas o muertas deben ser reportadas al 866- 922-2473. En ese número telefónico, hay personas que pueden atenderlos en español. Está obligado por ley a hacer el reporte.

Cuando las aves son sacrificadas, el estado paga por ellas. “Si un propietario de aves no coopera con las autoridades, en un caso extremo se puede usar la fuerza pública para que cumplan con los requerimientos”, señaló Gaitán.

Si quieres aprender más sobre el tema, puedes visitar el portal www.cdfa.ca.gov

Los angelinos deben saber que hay consecuencias por violar las órdenes de la cuarentena. “Hay multas administrativas hasta por 1,000 dólares, y por ofensas menores hasta por 25,000 dólares“, indicó.

El gobierno federal autorizó fondos de emergencia para tratar el brote de Newcastle en California. (foto suministrada).
Técnicos del del Departamento de Agricultura y Alimentos de California (CDFA) recogen una muestra de unas aves para examinar si tienen el Newcastle. (foto suministrada).

Llega el financiamiento

Las autoridades estatales y federal han duplicado el personal que trabaja para erradicar la enfermedad en el sur de California con el apoyo de un financiamiento de emergencia de 45 millones de dólares del Departamento Federal de Agricultura (USDA).

En total se han destinado 72 millones de dólares. Desde que el año pasado se identificó el brote, casi 1.2 millones de pollos han sido sacrificados en los condados de Los Ángeles, San Bernardino, Riverside y Ventura, según la USDA.

Bill Mattos, presidente de la Federación de Aves de Corral de California dijo, que es posible que se necesite más ayuda económica para eliminar la gripe aviar, ya que es altamente contagiosa entre los animales.

“Aunque el financiamiento no se dio tan rápido como en 2002-2003, pienso que nos ayudará a traer a la gente que necesitamos para erradicar este mal. Pero aún no estamos fuera de peligro”, expuso.

En 2002-2003 se sacrificaron 3.2 millones de aves a través de procesos de eutanasia en las áreas donde la enfermedad fue identificada. Se generaron gastos por 160 mil millones de dólares y se llevó 11 meses erradicarla.