Pablo Lyle: Entre la depresión y la ansiedad

Detalles de la pesadilla que está viviendo

Pablo Lyle
Pablo Lyle
Foto: Corte de Miami

Hasta hace poco más de un mes, las únicas preocupaciones de Pablo Lyle era seguir creciendo en su carrera y cuidar a su familia… Pero, como sabemos, una mala decisión cambió el rumbo de esas preocupaciones, de su vida, los suyos y el círculo íntimo de Juan Ricardo Hernández, el hombre que murió días después de haber recibido un golpe de parte del actor.

Como te contamos, en la nueva audiencia con el juez Alan Fine, el actor mexicano tuvo un cambio en los cargos que enfrenta después de aquel altercado de tránsito… De agresión pasó a homicidio involuntario, que si bien sigue siendo grave y puede llevarlo varios años a prisión, es menor que homicidio en segundo grado que era lo que pedía la fiscalía.

La nueva audiencia será para mediados de julio, por lo que le queda por delante varios meses en arresto domiciliario en Miami… Todo esto no solo le estaría generando una fuerte depresión, sino también estaría enfrentando episodios de ansiedad, por muchas razones, además de las obvias.

Entre ellas los excesivos gastos que demanda defenderse y que se incrementa a medida que pasa el tiempo, el vivir en Miami, los viajes de su esposa y el no tener la posibilidad de trabajar, puesto que al ser ciudadano mexicano y no tener más visa que la de turista, le impide recibir cualquier tipo de dinero.

Por eso una de las estrategias de su defensa es que, Lyle, se presente en todas las audiencias aunque no le sea necesario ir, pues estarían pensando en presentarlo como prueba de que es una persona confiable, que no escapará y basado en esto, estarían pidiendo en un futuro inmediato que se le permita regresar a México para así poder trabajar y generar dinero.

Mientras tanto, personas allegadas a la familia dicen que sus días son un calvario, pues las únicas veces que salió del departamento donde vive su hermana y él cumple el arresto, fueron para ir a la corte en las que, como hemos visto, se presentó con la misma ropa.

Dicen que sus familiares estarían pensando seriamente en buscarle ayuda psicológica para que pueda tener herramientas para pasar este episodio, pero eso generaría un nuevo gasta para un dinero que no estaría sobrando, todo lo contrario, estaría faltando.