Las 30,000 visas adicionales que prepara el gobierno Trump para estos inmigrantes

Inmigrantes que buscan regresar a EEUU con una visa de trabajado temporal serán los beneficiados
Las 30,000 visas adicionales que prepara el gobierno Trump para estos inmigrantes
Las visas H-2B se destinarán solo a inmigrantes que ya han recibido la visa en los últimos tres años
Foto: Getty Images

A pesar de la dura política migratoria el gobierno de Donald Trump su administración planea permitir que 30,000 trabajadores inmigrantes regresen al país hasta septiembre para realizar trabajos de temporada.

Los detalles del plan está en un borrador de regla obtenido por la agencia AP el cual asegura que los beneficiarios serán las empresas de pesca de ostras, pescadores, madereros y hoteles de temporada, incluido el club Mar-a-Lago de Trump en Florida.

Estos sectores usan este tipo de visas para contratar a  inmigrantes para un trabajo temporal, el cual aseguran los ciudadanos estadounidenses no quieren realizar.

Estas visas son conocidas como H-2B y solo se destinarán a los trabajadores extranjeros que regresaron y que ya han recibido la visa en los últimos tres años.

Las autoridades dijeron que dichos trabajadores ya han tenido verificaciones de antecedentes, son confiables y no pueden quedarse sin su visa por el gran detrimiento que esto generaría en diferentes sectores de la economía.

USCIS comenzarán a recibir solicitudes de los empleadores en nombre de los trabajadores una vez que la regla temporal se publique en el Registro Federal, lo cual se espera ocurra este miércoles, infomó AP.

No es un secreto que el estado actual de la economía en Estados Unidos ha hecho cada vez más difícil para los empleadores encontrar trabajores temporales.

Es por esta razón que se critica que el número de visas estacionales sea de solo 66,000 por año presupuestario. Muchos empresas y legisladores dicen que el límite de esta visa está muy desactualizado, por lo cual reciben con buenos ojos el anuncio del gobierno.

Por su parte grandes críticas ha despertado Trump y sus propiedades ya que se ha beneficiado tanto de los trabajadores de temporada con visas H-2B como de trabajadores indocumentados, a pesar de haber promovido una política de “compra americano, contrata americano”.