Se cortó el pene y los testículos y asegura que ahora tiene el mejor sexo de su vida

Trent Gates nunca se sintió cómodo porque él deseaba ser una persona asexual
Se cortó el pene y los testículos y asegura que ahora tiene el mejor sexo de su vida
Trent dice estar ahora más satisfecho con su vida.
Foto: Facebook

Hace unos días, el diario británico Metro, publicó una entrevista que realizó a un joven de 23 años, originario de Washington DC, llamado Trent Gates, cuya historia le ha dado ya la vuelta al mundo, pues hace casi 3 años tomó una radical decisión de cortarse él mismo el pene y los testículos para ser una persona sin género sexual.

En la entrevista a este medio, Trent contó que en abril de 2016, tomó la decisión de agarrar un cuchillo de cerámica que había en su casa, adormeció su zona genital con agua helada y luego decidió quitarse los testículos.

8 meses más tarde, haría lo mismo con su pene, solo que la amputación la realizó en la habitación de un hotel.

“Tomé todas las precauciones. No tuve ninguna infección. Fui al hospital justo después. Honestamente, no tuve ningún problema con el dolor. Usé un poco de agente adormecedor, un poco de lidocaina, y tomé cinco miligramos de oxicodona que me recetaron cuando me extirpé los testículos”, comentó Gates.

Posteriormente, se puso en manos de psicólogos, los cuales le ayudaron a aceptar la nueva persona que era. “Realmente no lo sentía parte de mí. Estaba en la línea de ser transgénero pero no del todo. No tengo deseos de ser mujer. Es una especie de punto medio entre los dos, un andrógino”, explicó el chico.

Además, aceptó sentirse atraído por los hombres e indicó que desde que se extirpó los genitales, su vida sexual mejoró, ya que ahora disfruta más de su vida en pareja y explicó que ahora vive orgasmos más intensos.

Trent también indicó que es plenamente feliz, ya que todos los miembros de su familia lo han apoyado con esta y otras decisiones que ha tomado en la vida, pese a que cuando era adolescente, al no estar conforme con él mismo, intentó en varias ocasiones suicidarse.

“Me siento más feliz. Me siento más yo. En cierto sentido me siento más libre. Es un poco difícil de describirlo”, sentenció.