Inmigrante es la primera latina en ser presidenta del Desfile de las Rosas

Le pondrá el sabor latino al desfile del miércoles 1 de enero de 2020

05/07/19/LOS ANGELES/Presidenta del desfile de las Rosas, Laura Farber (Aurelia Ventura/La Opinion)
05/07/19/LOS ANGELES/Presidenta del desfile de las Rosas, Laura Farber (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Laura Farber, una inmigrante de Argentina que creció en la ciudad de Monterey Park, es la primera latina en dirigir la Asociación del Torneo de las Rosas que organiza el tradicional y mundialmente famoso Desfile de Las Rosas y el partido de fútbol americano que se celebran cada primer día del año nuevo en Pasadena.

Loading the player...

“Me preparé desde 2012 para ser presidenta del comité ejecutivo del Desfile de las Rosas. En siete años pasé por todos los comités y aprendí mucho de ellos como presidenta o miembro. Sabía el día que sería presidenta y eso ocurrió el 17 de enero”, dice orgullosa esta latina quien es la tercera mujer en el cargo, y estará al frente por el periodo 2019-2020.

Explica que para ser elegible para presidente del Torneo de las Rosas cuenta mucho la experiencia. “No se puede llegar sin estar preparada. Tienes que ir subiendo la escalera. Cuando ya eres presidenta tienes la capacidad para hablar con inteligencia con la comunidad de lo que hacemos”, afirma Laura durante una entrevista con La Opinión en la histórica mansión Wrigley de Pasadena que alberga las oficinas del Torneo de las Rosas.

Laura Farber es la primera Presidenta del Torneo de las Rosas que organiza el desfile de las rosas. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Laura nació en Buenos Aires, Argentina. Sus padres la trajeron a los Estados Unidos cuando ella tenía casi tres años de edad.

“Mis padres salieron de Argentina cuando terminaron su doctorado. Ellos estudiaban bioquímica. Les tocó una época fea políticamente a finales de los años 60 y principios de los 70, antes de la Guerra Sucia”, continua. “Desde que mi padre vio cómo entraron al laboratorio donde él estaba y rociaron con gas pimienta para intimidar a los estudiantes, se asustó tanto que decidió que no quería seguir en el país al graduarse”.

Al terminar su posgrado, consiguieron visas de estudiantes para venir a Estados Unidos y llegaron a la Universidad de California en Santa Bárbara con una beca de investigación para estudios de postdoctorado.

“Dejaron todo y llegaron sin nada para empezar una nueva vida acá. No sabían hablar inglés, no conocían la cultura. Después de vivir un tiempo en Santa Bárbara, se mudaron a la ciudad de Monterey Park. Yo fui a la secundaria en Alhambra”, agrega.

A diferencia de sus padres que se inclinaron por las ciencias, ella se decidió por estudiar Ciencias Políticas en UCLA, y leyes en la Universidad de Georgetown en Washington, D.C.

El gusto por las leyes le vino de su abuelo, quien en Argentina era abogado. “Intenté seguir el camino de mis padres por las ciencias, pero no tenía esa pasión”.

Laura Farber, presidenta de la Asociación del Torneo de las Rosas, vino casi a los tres años de edad a los Estados Unidos. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Fue en la escuela de derecho donde conoció a su esposo Tomás López, de origen dominicano con quien tiene dos hijos Christopher y Jessica, estudiantes universitarios.

Al terminar sus estudios regresó a Los Ángeles. En la actualidad es una abogada especializada en derecho laboral.

Se comenzó a involucrar en la Asociación del Torneo de la Rosas porque la firma legal Hahn and Hahn basada en Pasadena y de la que es socia, forma parte. “He sido parte de la organización por 26 años”, puntualiza. “Yo crecí yendo con mis padres cada 1 de enero a ver el Desfile de las Rosas. Después venía con mis compañeros de la escuela”.

Su responsabilidad como presidenta del evento no es solo organizar el desfile del miércoles 1 de enero del año 2020 sino ser una líder que ayuda a la comunidad.

Laura indica que “mi meta es ponerle sabor latino y que sea el que más bandas internacionales ha tenido en su historia”.

Laura Farber se preparó durante siete años para dirigir la Asociación del Torneo de las Rosas. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Ya está confirmada la presencia de la Banda de Música Aguiluchos de Puebla, México; la Banda Municipal de Zarcero de Costa Rica; la banda musical El Salvador Grande como su Gente; la banda Mayaguez de Puerto Rico; la banda Helsinger Pidegarde de Dinamarca completamente integrada por mujeres; la banda West Harrison Hurricane de Gulford, Mississippi formada tras el devastador huracán Katrina. También habrá bandas locales como la del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles y la Banda de Marcha del Distrito Escolar Unificado de Alhambra, entre otras.

“El Desfile de las Rosas le cambia la vida a los niños que participan en las bandas musicales. Nosotros viajamos a sus ciudades a ayudarles a recaudar fondos para que puedan venir a Pasadena”, indica Laura.

El 2020 será una fecha muy especial para el Desfile de las Rosas porque se conmemoran los 100 años de que la mujer puede votar y agrega que el evento va tener 45 carrozas y 22 bandas que desfilaran por 5.5 millas.

Laura confía que este año el lema del Desfile de las Rosas número 131 es “El Poder de la Esperanza”, en honor a sus padres y a todos los inmigrantes para que nunca pierda la esperanza. “Eso es algo que nadie nos puede quitar”, dice.

Después de trabajar para el Centro Médico Cedars-Sinai como jefe bioquímico de la clínica de patología, su padre se jubiló. Su madre es profesora de la escuela de medicina David Geffen de UCLA.

Confía que ser presidenta no solo implica la responsabilidad de organizar un desfile y un partido de fútbol sino tener una relación constante con la comunidad a través de pláticas y conferencias. Además, está contenta porque ha sido testigo de cómo en la Asociación del Torneo de las Rosas ya no son solo hombres blandos sino entre sus miembros hay gente de todas las razas y géneros.

“Somos un grupo que quiere estar envuelto en la comunidad, regresarle y reflejarla. ¡Y ya lo estamos logrando!”, asegura sonriente y feliz.