Un hombre buscado por el FBI por abuso sexual infantil se entregó tras pasar 23 años huyendo

El sospechoso de múltiples casos de abuso sexual infantil se ha entregado a las autoridades de Oregón tras más de dos décadas huyendo
Un hombre buscado por el FBI por abuso sexual infantil se entregó tras pasar 23 años huyendo
El FBI lo buscaba por presuntas agresiones sexuakes, entre septiembre de 1995 y abril de 1996, a niñas de 8 y 10 años.
Foto: FBI

Wayne Arthur Silsbee consiguió evitar a las autoridades durante 23 años. Ahora este sospechoso de múltiples casos de abuso sexual infantil se ha entregado a las autoridades de Oregón tras más de dos décadas huyendo.

El FBI lo buscaba por supuesta agresión sexual, entre septiembre de 1995 y abril de 1996, a niñas de 8 y 10 años. Según informa CNN, el pasado viernes el sospechoso, de 62 años, entró al departamento de policía de la ciudad de Oregon y se entregó. No está claro por qué Silsbee decidió dejar de esconderse.

El sospechoso conocía a las víctimas porque había sido su cuidador o las había llevado a eventos, según el FBI.

Silsbee enfrenta cargos por sodomía, abuso sexual, penetración ilegal y por poner en peligro el bienestar de un niño, según una orden de arresto local que el FBI dijo que se obtuvo en el condado de Clackamas, Oregon, cerca de Portland, en julio de 1996.

El FBI dijo que obtuvo una orden de arresto federal que lo acusaba de fuga ilegal para evitar el procesamiento que se emitió en septiembre de 1996. Silsbee se encuentra actualmente bajo una fianza de 50,000 dólares en la cárcel del condado de Clackamas. Su primera comparecencia ante un tribunal está programada para el lunes.

Las autoridades están pidiendo a cualquier persona que haya tenido algún contacto con Silsbee en los últimos 23 años que llame a la línea de información de Oregon City: 503-496-1616.

Los detectives del FBI creen que Silsbee vivió recientemente en Nebraska. También ha tenido vínculos con Springfield, Missouri, el área de la Bahía de San Francisco, Colorado, Arizona y el noroeste del estado de Washington.

En el pasado, Silsbee ha trabajado como guardia de seguridad, preparador de impuestos, conductor de autobús escolar y almacenista, según el FBI. También ha trabajado para múltiples agencias de servicios temporales un supuesto miembro activo de la Iglesia Adventista.