Catean varias sedes de la Diócesis de Dallas por caso de abuso sexual

Las autoridades informaron que su investigación tiene que ver con el sacerdote Edmundo Paredes por presunto abuso sexual de menores
Catean varias sedes de la Diócesis de Dallas por caso de abuso sexual
El miércoles la división de investigaciones especiales del Departamento de Policía de Dallas y el FBI, catearon la sede de la Diócesis de Dallas
Foto: Captura

DALLAS-. Intensifica la investigación en un caso de presunto abuso sexual de menores contra un sacerdote de la Diócesis de Dallas hace varios años atrás.

El miércoles la división de investigaciones especiales del Departamento de Policía de Dallas y el FBI, catearon la sede de la Diócesis de Dallas, una iglesia y una bodega, luego de que la organización no había cooperado con la investigacion de acusaciones de presuntos abusos sexuales.

En conferencia de prensa, las autoridades informaron que tras las acusaciones contra el sacerdote Edmundo Paredes de la iglesia Santa Cecilia de Oak Cliff por presunto abuso sexual de menores hace varios años, la policía ha estado buscándolo desde el 2018.

En conferencia de prensa, el mayor Max Geron dijo  que han recibido más acusaciones contra otros sacerdotes identificados como Richard Thomas Brown, Alejandro Buitrago, William Joseph Hughes y Jeremy Myers.

Pero la Diócesis de Dallas no ha entregado la lista completa y documentos que entregaron de su investigación interna, no estaban completos ni precisos, según consta en documentos de la corte.

El pasado 31 de enero de 2019, el obispo Edwards Burns reveló la lista de 31 sacerdotes y exsacerdotes que según una investigación interna, son creíblemente acusados de abuso sexual de menores desde 1950 a la fecha.

De los 31, 18 ya murieron, seis dejaron de ser sacerdotes. Cinco fueron suspendidos (uno enfrente demanda). Uno se encuentra en ausencia administrativa. Otro se encuentra prófugo pero ya tienen orden de arresto (Edmundo Paredes) y dos se desconoce su status.

Burns dijo sentirse muy avergonzado y con profundo remordimiento por todo esto y que su compromiso es seguir trabajando en pos de la verdad y transparencia con el fin de proteger a los niños y jóvenes. Incluso ofició una misa en Santa Cecilia y realizó una ceremonia del perdón acostándose boca abajo frente al altar.

La Diócesis de Dallas declaró que ellos han estado coperando con las autoridades y que los sacerdotes que enfrentan acusaciones, fueron dados a conocer en la lista que se publicó en enero. Y que no han sido citados a comparecer hasta el momento.