Galveston: Hombre que fue atropellado en la cabeza lucha por su vida

Tanner Francis se encuentra en la unidad de cuidados intensivos con fracturas en el cráneo, sangrado y trauma en el cerebro
Galveston: Hombre que fue atropellado en la cabeza lucha por su vida
Tanner Francis, fue llevado de emergencia vía helicóptero al hospital UTMB y actualmente se encuentra luchando por su vida.

GALVESTON, Texas – Una madre de un hombre de 21 años que se cayó de una camioneta y su cabeza fue atropellada el sábado durante el evento “Go Topless” el pasado fin de semana dice que su hijo “milagrosamente” sigue con vida.

Julie DeRanieri Busby, de Texas City, en redes sociales informó que su hijo, Tanner Francis, fue llevado de emergencia vía helicóptero al hospital UTMB y actualmente se encuentra luchando por su vida en la unidad de cuidados intensivos con fracturas en el cráneo; sangrado y trauma en el cerebro.

Francis fue una de las seis personas que fueron llevadas de emergencia por helicóptero al hospital el pasado fin de semana relacionadas con el evento mencionado.

La madre dice que su hijo es padre un niño de un año. Según la mamá, Francis comenzó a responder en el hospital y que el lunes, les dio una señal de esperanza al levantar el pulgar. La madre agregó que también pudo escribir que le “dolía la cabeza”.

Un caos en la Isla de Galveston

El evento anual que reúne a entusiastas de vehículos modelo Jeep, llamado “Go Topless”, se convirtió en una pesadilla para las autoridades Galveston este fin de semana.

Del viernes al sábado la policía y cuerpos médicos recibieron 400 llamadas para atender emergencias y disturbios en relación con el festival.

La Oficina del Alguacil del Condado Galveston realizó 68 arrestos, 30 de esos estuvieron relacionados con personas en estados de ebriedad, 10 fueron arrestados por estar conduciendo intoxicados, 10 accidentes involucrando autos y peatones y 22 accidentes de autos.

Autoridades informaron que el servicio LifeFlight (ambulancia helicóptero) tuvo que ser utilizado como una ambulancia regular debido a que ya no había ambulancias en la isla disponibles para responder a llamadas.

Para las seis de la tarde el Condado de Galveston tuvo que llamar al Departamento de Seguridad Pública para respaldo.