Robert Mueller deja claro que Trump no fue absuelto. “Acusar a Trump no era una opción”

Mueller rompió su silencio para explicar las conclusiones más importante de su informe sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016
Robert Mueller deja claro que Trump no fue absuelto. “Acusar a Trump no era una opción”
Trump salió rápidamente a decir que el caso está cerrado
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

Fue la primera -y probablemente la última- comparecencia pública de la figura principal en la investigación sobre la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

El fiscal especial Robert Mueller habló este miércoles desde el Departamento de Justicia para explicar las principales conclusiones de la investigación que concluyó a finales de marzo.

Mueller anunció además su renuncia al cargo y su retirada de la vida pública.

Mueller declaró que, según las directrices del Departamento de Justicia, acusar al presidente Donald Trump de un crimen no era una opción.

“Si hubiéramos tenido la certeza de que el presidente claramente no cometió un crimen, lo hubiéramos dicho; no lo hicimos”, indicó Mueller, algo que ha sido interpretado por analistas como una puerta abierta a que otros órganos, por ejemplo el Congreso, realicen su propia investigación.

Tras la declaración de Mueller, varios legisladores demócratas comenzaron a hablar, de nuevo, sobre la necesidad de abrir un proceso de impeachment contra Trump.

Necesitamos empezar el proceso de impeachment. Es nuestra obligación constitucional“, escribió la senadora demócrata Kamala Harris, quien ha anunciado su candidatura a la nominación de su partido de cara a las elecciones de 2020.

Por su parte, desde la campaña de Trump consideran que las declaraciones de Mueller dan la investigación por cerrada.

“Los comentarios de Mueller hoy confirman lo que ya sabíamos, No hubo colusión entre los rusos y la campaña de Trump y no hubo caso para la obstrucción. Trump ha sido totalmente exonerado. Mueller dijo que la investigación ha terminado. El caso está cerrado“, escribió Brad Parscale, director de la campaña, en un comunicado oficial.

Investigación de 22 meses

Robert Mueller anunció el final de la investigación a finales de marzo. Terminaba así un trabajo que inició en mayo de 2017 por encargo del entonces fiscal general de EEUU, Jeff Sessions.

El informe concluyó que no hubo colusión entre Rusia y la campaña de Trump, pero no exoneró al presidente de una posible obstrucción de la justicia.

Lo que sí concluyó el informe es que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 “de forma sistemática y de gran alcance” y detalló diez momentos en que Trump pudo haber intentado detener la investigación.

“El informe es mi testimonio”, dijo Mueller sobre el documento de 448 páginas.

Mueller señaló que no considera apropiado hacer más declaraciones sobre este tema y que no dará una información distinta o más detallada en caso de tener que volver a hablar sobre el informe, en referencia a la petición de los legisladores demócratas que quieren que el fiscal especial testifique ante el Congreso.

Al concluir su intervención, Mueller quiso reiterar la importancia de recordar que hubo “múltiples y sistemáticos esfuerzos” por interferir en las elecciones.

“Esto merece la atención de cada estadounidense”, dijo.