Vendedores en vilo tras amenaza de impuestos de Trump

Dueños de tiendas en LA dicen que de aprobarse el impuesto del 5% en productos importados, ellos y sus clientes serían los más afectados

Ricardo Núñez, dueño de la tienda “La Karida”, importa cada año miles de dólares en botas, camisas, sombreros y más. / foto: Jorge Luis Macías.
Ricardo Núñez, dueño de la tienda “La Karida”, importa cada año miles de dólares en botas, camisas, sombreros y más. / foto: Jorge Luis Macías.
Foto: La Opinión

Si el gobierno de Donald Trump decide aplicar aranceles a todas las mercancías que son importadas de México, “tendríamos que subir los costos a nuestra mercancía y prácticamente nos obligaría a cerrar por la caída de las ventas”, vaticina Isabel Trujillo, gerente de AJP Boutique, una tienda ubicada en el mercadito del Este de Los Ángeles.

“Imagínese el daño que se causaría a las familias pobres que fabrican estas hermosas artesanías en México”, agregó. “Muchos dependen de lo que [nosotros] les
compramos”.

El presidente Trump anunció esta semana la imposición de impuestos a los bienes importados de México —que en 2018 alcanzaron los 346,500 millones de dólares— usando como escudo el tema migratorio.

De aplicarse la decisión, quebrantaría del vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, Canadá y México; además de infringir las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según aseguró el Consejo Coordinador Empresarial de México.

Además, la medida provocaría impuestos a partir del próximo lunes 10 de junio en empresas y consumidores estadounidenses por casi 17,000 millones de dólares.

Las empresas, trabajadores y familias de Texas (5,550 millones), Michigan (2,800 millones), Illinois (3,300 millones) y California (2,200 millones) serían los más perjudicados por las nuevas cargas impositivas.

No obstante, dichas cantidades de aranceles se elevarían a 86,000 millones si las tarifas llegan al tope del 25% proyectado para el mes de octubre.

Otro estado que sufriría los estragos de los aranceles sería Arizona,, que obtiene el 40% de sus importaciones de México.

Tita Reséndiz muestra el calzado de calidad que importa desde México para el negocio en el mercadito del Este de LA. / foto: Jorge Luis Macías.

‘Pura estrategia política’

“Los aranceles encarecerían el mercado de ambos países y los norteamericanos serían quienes paguen por los productos que entren más caros a Estados Unidos”, dijo vía telefónica a La Opinión, Heriberto Zazueta Macias, presidente de Logistic Hub Intitute de México.

“Me parece que el tema es electoral y tiene que ver más con la baja popularidad [de Trump]… Creo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acertó en no caer en provocaciones de un tema migratorio que no tiene nada que ver con aplicación de aranceles”.

José María Ramos, especialista en relaciones México-Estados Unidos para el prestigioso Colegio de la Frontera Norte (COLEF), dijo a este diario que de concretarse la aplicación de los aranceles, “afectaría los costos en las transacciones, aumentaría la inflación a corto plazo y crearía una mala imagen de credibilidad, no tanto para el país”.

“Desafortunadamente hay una serie de temas bilaterales fuertes y candentes porque Trump ha asociado el problema de la migración con las drogas y a él le interesa desde el punto de vista político y mediático”, declaró el experto.

“Y lo va a seguir haciendo como hace un mes cuando mandó los controles a la verificación de camiones entre Ciudad Juárez [México] y El Paso, Texas”.

Destacó que el anuncio de Trump es parte de su estrategia política porque la Cámara de Representantes dominada por los demócratas no le ha dado los recursos que quiere para el muro.

“Es una estrategia para presionar a México y a los demócratas por la pugna que trae con Nancy Pelosi”, dijo.

Pamela Magallón, propietaria de AJP Boutique, vaticina serias consecuencias en caso de aplicarse los aranceles. / foto: Jorge Luis Macías.

Los afectados, no solo serían negociantes sino tambien clientes

Mas allá de la política, A Ricardo Núñez —dueño de un comercio de botas y calzado importado de León, Guanajuato; cinturones piteados de Colotlán, Jalisco y sombreros de palma de San Francisco del Rincón, Guanajuato, entre otros artículos— le preocupa tener que pasarle el costo de los aranceles a sus clientes.

“Para mí, Trump parece un niño malcriado, que quiere que las cosas se hagan como él quiere y para cumplir sus caprichos y berrinches no le importa llevarse entre las patas a quien sea”, dijo.

Otra vendedora, Tita Reséndiz, cuestionó “¿Qué no son suficientes los taxes [impuestos] que ya se pagan?”.

Por su parte, Dively Duque de Estrada —dueña de otro establecimiento en el Mercadito— añadió que la gente ya paga lo suficiente por artesanías mexicanas y “de por sí [los clientes] siempre regatean el precio”.

“Ni yo misma compraría una jarra con sus vasos hechos a manos de vidrio soplado; ahorita cuesta $60.00 y no creo que nadie quiera pagar $100.00, porque eso es casi todo el dinero de un día de trabajo”, agregó.

Las artesanías mexicanas podrían subir de precio si el gobierno de EEUU aplica el arancel. / Fotos: Jorge Luis Macías.

Por su parte, el profesor Armando Vázquez, presidente del Centro de Estudios California-México, consideró que los aranceles propuestos por el presidente de EEUU son una distracción de otros temas más candentes.

“Sobre todo cómo se enfrentaría a un juicio político de destitución y los problemas legales que los están arrinconando… Es una manera de cambiar el discurso”.

Vázquez agregó que la actitud de Trump representa otra vez la consistencia de sus expresiones de odio, racismo y desprecio hacia los mexicanos y todos los inmigrantes”..