Murió por beber una copa de vino

La ingesta de alcohol puede acarrear graves consecuencias para la salud

Una profesora murió después de beber vino en el jardín con su mejor amiga, según indica una investigación.

Gillian Howe, originaria de Hull, Inglaterra, estaba bebiendo vino, sentada al sol, cuando se sintió confundida y “se desplomó” en su silla.

La mujer de 46 años cayó inconsciente y, a pesar de los esfuerzos de sus amigos y paramédicos, no se pudo hacer nada por salvar su vida.

Según la familia de la señora Howe, ella rara vez bebía y siempre era quien conducía por ese motivo, porque no tomaba.

Cuando Howe se desplomó, su amiga acudió rápidamente a su marido para pedir ayuda. Él llamó a la ambulancia. Nada más llegar, los paramédicos realizaron maniobras de reanimación cardio respiratoria antes de llevarla a Hull Royal Infirmary, donde murió en el camino.

El doctor Justin Cooke, quien llevó a cabo la autopsia, explicó que la Sra. Howe había fallecido debido a una insuficiencia respiratoria como resultado de la intoxicación por alcohol.

Rosemary Baxter, la forense principal del hospital, concluyó que la muerte de la señora Howe estaba relacionada con el vino que ingirió.

Como no era una bebedora habitual, no podía tolerar el alcohol tan bien como una persona que bebía regularmente.