Niño de 11 años intenta desesperadamente subir de peso; solo así podrá salvar a su padre

El pequeño Lu Zikuan nos da una tremenda lección de amor
Niño de 11 años intenta desesperadamente subir de peso; solo así podrá salvar a su padre
A Lu le faltan 7 kilos para llegar a la meta.
Foto: Facebook

Generalmente, todos los padres estamos dispuestos a hacer lo que sea por nuestros hijos, sobre todo si se encuentran o pasan por algún momento delicado de salud. Dicha regla también puede ser aplicada a la inversa, pues el amor que los hijos les tienen a sus padres también es infinito.

Muestra de ello es un caso que se ha viralizado rápidamente gracias a Facebook de un niño chino de 11 años llamado Lu Zikuan, quien a pesar de su corta edad ha tomado una decisión trascendental en su vida, pues sabe que en sus manos está el que su padre siga con vida.

Resulta ser que el papá de Lu padece leucemia y luego de varios tratamientos, los médicos le han indicado que lo único que puede mantenerlo con vida es un trasplante de médula ósea.

Pese a que esto es un verdadero reto económico, también se ha convertido en una gran dificultad para la familia que, luego de ser sometidos todos los miembros a pruebas de compatibilidad, el único que dio positivo es el pequeño Lu, quien está más que dispuesto a donar la médula ósea que tanto necesita su padre.

El inconveniente es que para poder ser sometido a la cirugía, el pequeño debe pasar de pesar 30 kilos a 50, es decir, debe subir 20 kilogramos en un lapso corto de tiempo.

Es por ello que desde hace unas semanas inició una rigurosa dieta para ganar peso, la cual consiste en comer 5 veces al día 6 huevos, leche, pan, carnes con grasa y arroz.

“Incluso si duele, continuo comiendo”, comentó el pequeño en entrevista para el sitio web Pear Videos.

Solo le faltan 7 kilos para alcanzar la meta.

“Ahora, para asegurarnos de que nuestro hijo mayor gane peso, toda nuestra familia se asegura de que coma toda la carne y la deliciosa comida”, explicó la madre de Zikuan, cuyos hijos menores han tenido que sacrificar parte de sus raciones para ayudar a su hermano en su labor.

Ahora, la familia también trabaja arduamente para poder reunir $72,000 dólares que se necesitan para poder pagar el trasplante.