Condado de Nueva York envía alerta a Trump por licencias para indocumentados

El funcionario pide la injerencia del Departamento de Justicia
Condado de Nueva York envía alerta a Trump por licencias para indocumentados
Licencia para conducir de Nueva York.
Foto: Cortesía DMV

El Secretario del Condado de Oswego, Michael Backus, pidió ayuda al presidente Donald Trump para lanzar una revisión federal de la ley que permite en Nueva York expedir licencias de conducir a inmigrantes indocumentados, la cual fue firmada por el gobernador Andrew Cuomo y aplicará a partir de diciembre.

Backus, quien es ubicado como republicano, escribió una carta al mandatario estadounidense instándole a que ordene al Departamento de Justicia que revise “de forma inmediata” la legislación.

“Cuando juré como secretario del condado de Oswego, juré defender tanto la Constitución de los Estados Unidos de América como la del estado de Nueva York”, escribió Backus. “Es mi opinión que esos dos juramentos entran en conflicto cuando se trata de administrar esta legislación. No soy un juez. No me corresponde a mí determinar la constitucionalidad de esta legislación”.

Algunos funcionarios del condado se oponen a permitir que los inmigrantes indocumentados obtengan licencias de conducir.

Backus le dijo a The Citizen a principios de esta semana que seguiría la ley, pero otros empleados planean impugnar la ley en los tribunales o se niegan a emitir licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

En su carta, Backus reconoció que otros estados emiten licencias de conducir a inmigrantes indocumentados y Nueva York sería el número 13 en permitirlo.

Sin embargo, él cree que las licencias otorgadas a los no ciudadanos en otros estados son “sustancialmente diferentes” de las licencias otorgadas a los ciudadanos.

En Nueva York, los inmigrantes indocumentados obtendrían una licencia de conducir no federal que es idéntica a las licencias de conducir emitidas a los ciudadanos, pero con la diferencia, dijo, de que un sello que indique que la licencia no es para propósitos federales.

La ley estatal evitaría que los inmigrantes indocumentados usen la licencia para abordar un avión o ingresar a un edificio federal.