Por protestar en Los Ángeles contra la separación familiar, los acusan de conspiración

Manifestantes piden que se retiren los cargos en contra de compañeros que bloquearon la autopista 101
Por protestar en Los Ángeles contra la separación familiar, los acusan de conspiración
Un grupo de manifestantes llegó a la corte metropolitana para abogar por que no se presenten cargos contra sus compañeros. (Jacqueline García)
Foto: Jacqueline G./Impremedia

Un grupo de manifestantes llegó a la corte metropolitana de Los Ángeles el lunes por la mañana para brindar apoyo total a ocho compañeros que enfrentan cargos por haber bloqueado la autopista 101 en el 2017.

Los protestantes de aquel momento conocidos como #freeway9 se armaron de valor para tomar la autopista 101 en el centro de Los Ángeles en dos ocasiones y bloquearla por completo. En su mensaje escrito en una manta que ocupaba casi todo lo ancho de la autopista pedían que el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence dejen el poder.

Uno de ellos fue Miguel Antonio, quien se ha presentado en corte desde el martes pasado y con la ayuda de su abogado dijo que esta luchando por su caso. De ser encontrado culpable podría enfrentar hasta tres años de cárcel y/o $2.000 de multa. Él dijo que—entre otros cargos—lo están acusando de conspiración, sin embargo, él niega todas las acusaciones.

“Estábamos llamando la atención porque nosotros entendíamos que iban a empezar a separar familias. Todos los ataques que estaban haciendo durante la campaña, todo esto me motivó a no solo pensar en mí, pero pensar en la humanidad”, dijo Antonio, quien es miembro del grupo Refuse Fascism (Rechazar el fascismo).

El joven de raíces mexicanas añadió que no se arrepiente de haber bloqueado la autopista y lo volvería a hacer si fuera necesario.

“Yo no hice nada malo porque es mi derecho constitucional salir a protestar con los tiempos que estamos viviendo ahorita”, dijo Antonio.

Miguel Antonio (d) junto a su abogado Damon Alimouri. (Jacqueline García)

“Quiero que más gente haga esto porque el reto esta hacia nosotros que vamos a vivir con todo esto y si vamos a aceptar las condiciones como tienen a la gente. Mira lo que esta saliendo de los centros de concentración de la frontera. Todos esos niñitos que no han hecho nada, su único crimen es ser niños que vienen huyendo de la pobreza y la miseria que Estados Unidos ha generado. Ellos no merecen estar en esas jaulas. Niñitos teniendo que hacerse cargo de otros niños. Esto es criminal y tiene consecuencias”.

Michelle Xai, otra miembro del grupo Refuse Fascism dijo que pese a que ella no participó en el bloqueo de la autopista, también recibió la carta un año después para presentarse a corte. No obstante, poco tiempo después los cargos contra ella fueron retirados.

“Ahora dos miembros del grupo están enfrentando un juicio. Y ¿por qué? Por levantar su voz en contra del régimen fascista Trump/Pence y pedir por una protesta masiva para detener los crímenes en contra de la humanidad cometidos por la gente de la Casa Blanca”, dijo Xai.

En el 2017 un grupo de 8 miembros de Refuse Facism bloquearon la autopista 101 en protesta al presidente Trump. (Suministrada)

La mujer opina que el hecho que sus compañeros estén enfrentado a la ley en un tribunal es injusta, porque al hacer esto el gobierno local esta enviando un mensaje a la población.

“Que si hablamos, que si salimos a protestar, o hacemos algún tipo de protestas que para ellos se vea muy extrema esto va a suceder, que nos van a dar cargos y posiblemente ir a la cárcel”, dijo Xai.

Agregó que “mientras el presidente esta metiendo a niños a la cárcel, nosotros somos los criminales, mientras están amenazando con guerra en Irán, mientras están quitando los derechos de la mujer a controlar su cuerpo, nosotros somos los criminales. Esto es ilegitimo, el presidente es ilegitimo y estamos aquí porque estas personas son héroes. Hicieron lo correcto”.

Los jóvenes que participaron en la protesta lo hicieron para concientizar a la gente de lo que se venía con la administración Trump-Pence. (Jacqueline G.)

Los protestantes dijeron que van a hacer todo lo que este a su alcance para seguir luchando en contra del régimen de Trump/Pence para terminar con las injusticias que están causando por todo el mundo. Esto incluye las amenazas de guerras nucleares, la inmigración forzada, la destrucción de los ecosistemas, la prohibición de los derechos de la mujer, entre otros.

Antonio dijo que seguirá asistiendo a la corte hasta que sus antecedentes queden limpios y no acepta ni siquiera que lo pongan a hacer trabajo comunitario como penalidad ya que eso lo estaría inculpando y él asegura que solo estaba ejerciendo su derecho a la expresión de libertad.