Video: Chiquis Rivera culpa a ‘El Gordo y La Flaca’ por zafarrancho en su boda

La cantante sigue enojada por todo lo que pasó en el día de su boda

Tras el escándalo que se armó en su boda el pasado sábado, Chiquis Rivera salió a dar la cara en sus redes sociales y explicó que todo este zafarrancho fue por culpa del camarógrafo de programa de espectáculos de “El Gordo y La Flaca“, quien fue violentado por la seguridad de la pareja.

“Quiero decirles que mi boda no se vendió, de hecho hubo cuatro propuestas para comprarnos los derechos y no quisimos. Ustedes saben que cuando yo los invito a un evento o a algo, siempre los atiendo con mucho respeto, ustedes no pueden decir que los he tratado mal, jamás los he tratado mal. Creo que es muy importante explicar que la seguridad no es nuestra seguridad personal, sino una compañía que se contrató. Juan es un hombre que no le importa la fama, lo que le importa es defender a su familia, me vio llorar y eso le dolió. Todo se salió de control por el reportero de El Gordo y La Flaca”, dijo la hija de Jenni Rivera.

Por su parte, su esposo, Lorenzo Méndez, secundó a su esposa en las redes diciendo. “Nosotros no promovemos la violencia para nada, nosotros estábamos allá felices disfrutando la boda, de repente vimos a la policía pero no sabíamos lo que estaba pasando, supongo que el camarógrafo golpeó a uno de los de seguridad”, dijo el recién casado.

Sin miedo a demanda de Raúl de Molina

El tío de Chiquis Rivera, Juan Rivera, quien reconoció haber hecho público el teléfono de Raúl de Molina para que lo acosaran, aseguró que no tiene miedo de que el famoso conductor lo demande, sabiendo que este acto es un delito federal que pone en riesgo su tranquilidad como ciudadano americano.

“Si el señor me va a demandar, pues que lo haga, yo no tengo miedo porque yo lo único que hice fue defender a mi familia y ese valor me lo enseñó mi padre desde niño, porque todos tenemos derecho a una vida privada y la manera en la que él y su programa exhibieron los detalles del lugar de la boda de mi sobrina, no fue nada ético y mucho menos profesional”, dijo el pastor.

El también cantante aseguró que no se arrepiente de haber compartido el número privado del comunicador, debido a que considera que lo único que hizo fue ayudar a De Molina a que su público le comparta más noticias.