Asegura haber tenido sexo con aliens y lo plasma en obras de arte

David Huggins asegura que desde niño estuvo en contacto con extraterrestre y que a los 17 años, perdió la virginidad con una mujer proveniente de otro planeta

Huggins pintó su primera experiencia sexual con una alienígena.
Huggins pintó su primera experiencia sexual con una alienígena.
Foto: Captura de video

En Vimeo ha sorprendido un documental titulado “Love and Saucers”, el cual cuenta la historia de un hombre llamado David Huggins, quien asegura que perdió su virginidad con un alien, por lo que literalmente, su primera experiencia sexual estuvo “fuera de este mundo”.

David narra en el documental que fue en 1961, cuando tenía 17 años y vivía en una finca rural con sus padres en Georgia, cuando tuvo un encuentro con una mujer alienígena mientras caminaba por un bosque, camino a su casa, el cual lo sedujo para así tener sexo.

Para este hombre no era raro ver ser extraños, pues indicó que desde los 8 años ya había tenido contacto con extraterrestres.

“Estoy sentado debajo de un árbol, y escucho a una voz decir, ‘David, detrás de ti’. Me volteo y allí estaba este pequeño tipo peludo con grandes ojos brillantes que me miraban directamente a mí. Pensé que era el coco. No sabía qué pensar de eso”, relató este anciano sobre su primer acercamiento con aliens.

Según este hombre, las visitas de los seres de otro planeta fueron constantes y más con “Crescent”, la alien con la que asegura haber tenido sexo por primera vez. De hecho, a mediados de la década de los 60, dejó la finca de sus padres para ir a vivir a Nueva York y estudiar arte y según él, “Crescent” continuó visitándolo.

“Mi relación con Crescent fue cálida y amigable. Un poco extraña. No un poco. Muy extraña. Realmente, ella era mi novia. Una relación muy poco convencional”, indicó este hombre, que por cierto, en una de sus primeras pinturas retrató su experiencia sexual con esta alienígena.

A partir de ese momento, Huggins comenzó a hacer cientos de pinturas de sus encuentros sexuales con los aliens, los cuales, según él, son terapia pura para sanar de dichos encuentros del tercer tipo.

“Tengo la sensación de que decenas de millones de personas, tal vez cientos de millones, han tenido experiencias (similares). Principalmente siendo niños. Esto es todo lo que puedo decir, pero creo que, como niños, estamos tan abiertos a las cosas, que estos seres se nos pueden aparecer. Sé que nunca me cerré a esto, porque ha continuado toda mi vida”, sentenció.