Estudiante se ofrece a dar gratis clases de matemáticas y recibe recompensa

El joven veracruzano se convirtió en la gran sensación entre los usuarios de Facebook de México, siendo ya un gran ejemplo a seguir
Estudiante se ofrece a dar gratis clases de matemáticas y recibe recompensa
Axel se ha convertido en el ejemplo de chicos y sobre todo, de grandes.
Foto: Facebook

Hace un par de días, los usuarios mexicanos de Facebook hicieron viral la imagen de un joven, sentado en la banca de un parque, el cual lleva consigo una cartulina en donde ofrece dar clases de matemáticas, de forma gratuita, para todo aquel que necesite una ayudadita con dicha materia.

“Clases gratis de matemáticas. Ven con tus dudas y siéntate con confianza”, es lo que se puede leer en el letrero.

De inmediato, miles de personas compartieron la imagen para destacar de que, a pesar de que se viven tiempos difíciles, aún quedan muchas personas de buen corazón, y sobre todo en aquellos que son el futuro y esperanza de un país.

Algunos usuarios de Facebook informaron que la fotografía fue tomada en un parque de la ciudad de Córdoba, en Veracruz e incluso, otros identificaron como “Axel” a este chico que de forma desinteresada, pretender ayudar a otros.

Varios medios de comunicación retomaron la historia y pudieron revelar la identidad de este chico tan noble y de buen corazón.

Su nombre es Axel Roberto Ruiz, tiene 20 años, estudia la licenciatura de Matemáticas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y en vacaciones de verano vuelve a su casa, en este municipio veracruzano, en donde suele sentarse en una banca del parque 21 de mayo para dar clases a niños y adolescentes a los que les cuesta un poco eso de los números.

En una entrevista concedida para el periódico local El Sol de Córdoba, Axel asegura no creerse un experto en matemáticas, pero sí tiene algunos métodos que pueden hacer más sencillo el entendimiento de esta materia, como lo son figuras de Lego y libros.

Ruiz sueña con convertirse en maestro, como su madre, y ayudar a todos aquellos que no tienen los recursos para contratar los servicios de un maestro particular.

Luego de que su historia estuviera en boca de todos, el gobierno municipal de Córdoba le acondicionó una sala en la biblioteca local, con bancas y pizarrón, para que pueda dar ahí sus clases.

Pero la historia no quedó ahí. El gran gesto de Axel ha sido premiado con una beca que le permita continuar con sus estudios en la capital mexicana, una vez que concluya en año y medio su licenciatura.