Chica adolescente le dijo que no estaba interesada y él la atacó brutalmente, así la dejó

La joven de 18 años fue atacada hasta perder el conocimiento

Una chica de 18 años sufrió un coágulo de sangre en el ojo después de ser atacada por un chico al que le dijo que no estaba interesada. El ataque fue tan brutal que la dejó insconsciente.

Gabrielle Walsh salió con su amiga Kyle, por Manchester, Reino Unido. En el camino de regreso a casa después de la fiesta nocturna, tres hombres se acercaron a las chicas.

Ellas siguieron su camino, a pesar de ello los chicos insistieron en querer hablar e interactuar con ellas.

Según informa el Manchester Evening News, la joven de 18 años explicó que iban de camino a casa y se había quitado los zapatos. Uno de los tres hombres le dijo que le gustaban sus pies, a lo que ella simplemente respondió “vale”.

Los chicos no cesaron en el intento de hablarles. Siguieron a las muchachas, caminando detrás de ellas e insistiendo de forma excesiva hasta que Walsh decidió zanjar la situación. Se dio la vuelta y les dijo a los chicos que no estaba interesada.

Uno de los hombres, que ha sido descrito como blanco, de aproximadamente 5 pies 8 pulgadas de estatura, vestido con una camiseta rosa, atacó y golpeó a Gabrielle. Luego atacaron a su amiga.

Las chicas recibieron ayuda de voluntarios de una asociación de seguridad comunitaria llamada Village Angels, quienes le dieron a Gabrielle algunos primeros auxilios y trataron de conseguirle una ambulancia.

Sin embargo, hubo una espera de dos horas para el vehículo de emergencia llegara, por lo que terminó tomando un taxi para ir al hospital, donde el personal le dio unas gotas para los ojos y la envió a casa.

Pero su agresión no mejoró, sino que fue a más. Regresó al hospital donde le dijeron que tenía un coágulo de sangre en el ojo.

Las fotos de las lesiones de Gabrielle se han compartido cientos de veces en las redes sociales y una persona afirma haber presenciado el incidente y confirma lo que sucedió.

Este tipo de situaciones son muy graves porque dejan a las víctimas sintiéndose muy vulnerables. Según cuenta la víctima, ella no fue grosera en ningún momento. Solo le comunicó a ese chico que no estaba interesada. Según ella misma reflexiona,  fue una cuestión de celos, de ego, porque fue rechazado frente a sus amigos.

Que estas situaciones sucedan no es admisible. Las chicas sienten que no pueden decir “no”. Sienten que si dicen “no”, pueden ser lastimadas. En este caso fue cierto.

Gabrielle espera que la policía pueda obtener la imágenes de la cámara de seguridad que captaron el incidente para identificar al agresor.