“El Chapo” acusa tortura y critica al Gobierno de Estados Unidos: “Aquí no hubo justicia”

Guzmán Loera afirmó que este país "no es diferente ni mejor que cualquier otro país corrupto"
“El Chapo” acusa tortura y critica al Gobierno de Estados Unidos: “Aquí no hubo justicia”
Guzmán Loera continúa, por ahora, en el MCC de Manhattan.

NUEVA YORK – No fue la primera vez que se escuchó su voz en la Corte del Distrito Este con sede en Brooklyn, pero fue la única en que Joaquín “El Chapo” Guzmán habló por casi 15 minutos, se defendió, acusó que es víctima de tortura y criticó al Gobierno de los Estados Unidos.

“Desde aquí aprovecho para decir que aquí no hubo justicia”, acusó el líder del Cártel de Sinaloa.

Criticó al juez Brian Cogan por no atender las quejas de la defensa sobre las violaciones que miembros del jurado hicieron a las reglas de evitar revisar información en redes sociales y medios de comunicación.

“Mi caso quedó manchado y usted me negó un juicio justo… donde todo mundo está viendo”, señaló al afirmar que si este proceso tan mediático fue injusto qué podría esperarse de otros. “Entonces se le puede negar a cualquier persona”.

Vestido con traje gris, camisa color lila, corbata azul y luciendo un crecido bigote pintado de negro, Guzmán Loera criticó al sistema judicial estadounidense.

“Estados Unidos no es diferente ni mejor que cualquier otro país corrupto a los que ustedes no respetan. Gracias, señor juez”, expresó al final de su mensaje, el cual comenzó con agradecimientos a su esposa, Emma Coronel –a quien saludó con una señal militar y le envió un beso con la mano–, a sus hijas, a su madre Consuelo Loera, a sus hermanos, a sus hijos.

Guzmán Loera, de quien en el llamado “juicio del siglo” se describieron acciones de tortura contra sus enemigos y a quienes lo traicionaron, criticó al Buró de Prisiones (BOP, en inglés) de tenerlo en condiciones de tortura.

“Las condiciones de confinamiento de 30 meses han sido una tortura. Me he visto obligado a beber agua no higiénica. No se me ha permitido a respirar aire del exterior. El aire que llega es por un conducto que cuando llega a mi celda es seco”, afirmó. “Me duele mi garganta, mis oídos. Para poder dormir debo tapar mis oídos con papel higiénico, ya que el sistema hace ruido y me ha afectado”.

Los comentarios de “El Chapo” siguieron la línea de las peticiones que su abogada Mariel Colón emitió al juez para permitirle a su cliente dos horas a la semana al aire libre, lo cual fue negado.

Guzmán Loera se quejó de que no se permita a su esposa visitarlo, además de que no ha podido abrazar a sus hijas.

“Ha sido una tortura emocional y mental”, afirmó. “Han sido las condiciones más inhumanas que he pasado en mi vida. Ha sido una falta de respeto a mi dignidad humana”.

A pesar de sus críticas, Guzmán Loera agradeció a los custodios del Centro Correccional Metropolitano (MMC) el trato que le han dado, para sobrellevar sus condiciones de encierro, que lo obligan a estar 23 horas en la celda y una hora de ejercicio en un cuarto con televisión.

“Cuando fue mi extradición a los Estados Unidos esperaba un juicio justo… ciego… donde mi fama y mi reputación no fueran un pretexto y lo que pasó fue lo opuesto”, acusó. “Aunque usted dio instrucciones al jurado de no consultar medios… esas acusaciones dañaron mi oportunidad de ser tratado con justicia”.

La ayudante del fiscal Gina Parlovechio criticó el mensaje de Guzmán Loera y señaló que los crímenes de los que se le acusan son más grandes que la tortura de la que alega ser víctima.

“El sistema de justicia es excepcional”, indicó. “Hoy se trata de este acusado y sus 30 años de crímenes. Merece cadena perpetua y 30 años de cárcel”.

Las palabras de Guzmán Loera no sirvieron de mucho, ya que el juez lo condenó a cadena perpetua más 30 años de prisión.