Un detalle en esta foto hizo enfurecer a la fotógrafa de la boda

Una mujer que se dedica a inmortalizar estos momentos se quejó en Facebook de cierta actitud de los invitados a este tipo de ceremonias, lo cual ha generado todo un debate en redes sociales

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Una fotógrafa profesional llamada Hannah Mbalenhle Stanley, de Fort Worth, Texas, la cual se especializa en hacer sesiones de boda, utilizó su página de Facebook para quejarse de todos aquellos invitados que “estropean” su trabajo, invitando a todos los asistentes a este tipo de eventos de abstenerse a usar sus teléfonos celulares.

En un post publicado en dicha red social, Hannah compartió una foto de una boda en donde fue contratada para hacer su trabajo, la cual era, para ella, una de los mejores momentos de la ceremonia, ya que la novia iba a entrando a la iglesia del brazo de su padre, la cual se “echó a perder” en su lente porque una invitada se le atravesó para capturar la escena con su iPhone.

“No solo arruinaste mi foto, sino que le quitaste ese momento al novio, al padre de la novia y a la novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿Mirarla todos los días? No, no lo harás”, escribió la fotógrafa.

Además, pidió a las personas que próximamente asistirán a una boda a que apaguen sus celulares y disfruten por completo del evento. “Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario, no asistirían a la boda. Así que, por favor, déjenme hacer mi trabajo, y solo siéntense, relájense y disfruten de ese momento único en la vida”, agregó.

El post ha sido compartido en más de 170,000 ocasiones y ha generado la misma cantidad de reacciones y miles de comentarios, en donde algunos coincidieron con su punto de vista, mientras que otros tacharon de “inaceptable” su actitud, pues no tenía por qué avergonzar a la invitada, dejando mucho qué desear como profesional.