¿Cómo pudo esta mujer gastar tan solo $40 dólares en su vestido de novia?

Algunos podrían considerar destino lo que le ocurrió a esta novia tan solo un día después de comprometerse en matrimonio
¿Cómo pudo esta mujer gastar tan solo $40 dólares en su vestido de novia?
Cat gastó más en los arreglos que en el propio vestido.
Foto: Facebook

Si estás a punto de casarte, seguramente llevas a todos lados lápiz y papel para apuntar todo aquello que te gustaría tener el día de tu boda, y sobre todo para comparar precios en otros lados, ya que casarse implica, en la mayoría de las ocasiones, un gasto significativo.

Uno de los elementos de mayor precio suele ser el vestido de novia. No hay mujer que no quiera lucir perfecta en ese día tan único y especial, así que para lograrlo, recurren a diversas casas de moda para buscar ese vestido que, además de hacerlas ver espectaculares, vayan con las tendencias de la temporada.

Sin embargo, una mujer llamada Cat Wilkinson, ha dado cátedra de que una novia puede lucir perfecta sin necesidad de gastar demasiado dinero.

Resulta ser que Cat realizó un viaje con su novio a York, en Reino Unido, y ahí él le pidió matrimonio. Al siguiente día, la futura esposa encontró el vestido de novia perfecto para su boda, y lo mejor, a un precio inesperado.

Resulta ser que Wilkinson salió a dar la vuelta y se encontró con un bazar de cosas de segunda mano. Ahí encontró un vestido de novia que le llamó mucho la atención, así que decidió probárselo e increíblemente, este le quedaba perfecto. Así que decidió comprarlo por tan solo 35 libras, es decir unos $40 dólares, ya que le había gustado mucho y sobre todo, porque pensó que el haberlo descubierto tan solo unas horas después de comprometerse era porque tenía un significado especial.

Lo único que hizo fue hacerle unos ajustes y arreglos para que le quedaran mejor, los cuales, incluso, salieron más caros que el propio vestido (unos $200 dólares).

“Tu vestido de novia no tiene que costar mucho para hacerte sentir especial”, escribió Cat en su perfil de Facebook, en donde compartió esta historia, así como algunas fotografías de su boda, en donde se le puede ver espectacular con ese vestido que compró en el bazar.

De hecho, la chica ha averiguado un poco más, descubriendo que el vestido es de los años 50’s e incluso, las aplicaciones de flores que tiene son más antiguas. Ahora está buscando a la persona a la que le perteneció originalmente para que esta le cuente un poco más acerca de la historia de este vestido que hizo que tuviera una boda perfecta.