Voluntarios responden rápido a la presencia de ICE en las calles de L.A.

Piden a la gente no esparcir rumores hasta no estar seguros que son verdad

Maru Galvan, miembro de CHIRLA, y colabora con la Red de Respuesta Rápida. / foto: Aurelia Ventura.
Maru Galvan, miembro de CHIRLA, y colabora con la Red de Respuesta Rápida. / foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Apenas Maru Galván recibe un texto o una llamada telefónica de aviso sobre la posible presencia del Servicio de Migración y Aduanas (ICE) en algún vecindario del Valle de San Fernando, llama de inmediato a algún miembro de la Red de Respuesta Rápida para que se dirija cuanto antes al lugar.

Pero si nadie puede, ella misma se sube a bordo de su automóvil, y en 15 minutos llega al sitio donde supuestamente está la Migra.

“Por día, recibimos entre tres y cuatro notificaciones que nos piden verificar si es cierto que los agentes de migración están en cierto lugar. La mayoría han sido avisos falsos”, dice Maru, una organizadora en el Valle de San Fernando. 

“Desde el domingo 14 de julio que comenzamos a trabajar en la Red de Respuesta Rápida en el Valle de San Fernando, solo un aviso resultó cierto, y se trató del arresto de una persona al que ya llegamos cuando todo había pasado”, afirma.

La tarjeta roja con los derechos constitucionales de los inmigrantes. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

El domino 14 de julio comenzó un operativo masivo de arresto de inmigrantes con órdenes de deportación emitidas por un juez, ordenado por el presidente Donald Trump, a escala nacional, en al menos diez ciudades del país.

La Red de Respuesta Rápida a las redadas y operativos del ICE se formó hace como 12 años. “Lo conforman cientos de miembros, incluyendo organizaciones que defienden derechos de inmigrantes, derechos civiles, derechos humanos, líderes de fe, personas de la comunidad que son voluntarios, observadores legales y abogados de inmigración independientes que ofrecen servicio y guía gratuita”, explica Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA.

Añade que la red se reúne mensualmente y se activa a nivel del condado cada vez que se llevan a cabo operativos que afectan a varias comunidades.

Maru dice que normalmente va una sola persona a verificar la presencia de ICE al lugar donde supuestamente se está llevando a cabo una detención.

“Cuando llegamos tomamos fotos y video para documentar el hecho, y en ese momento los mandamos a los abogados de Respuesta Rápida”, dice. 

Maru Galván, miembro de la Red de Respuesta Rápida (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

Aclara que la ley de California, les permite tomar fotos y vídeos. “También podemos preguntar a los agentes si tienen una orden de arresto”, anota.

Y qué pasa si los agentes de migración, les piden sus documentos de residencia a quienes asisten como voluntarios de la Red de Respuesta Rápida. “Tenemos derecho a quedarnos callados y entregamos nuestra tarjeta roja con nuestros derechos constitucionales ”, subraya.

Pero y si rompen la tarjeta roja de derechos. “Lo pueden hacer, pero no deben.  Una señora ganó un caso en la corte cuando demostró que los agentes le rompieron la tarjeta roja”, relata.

La comunidad inmigrante en estos momentos se encuentra en alerta. “Casi no están saliendo a los comercios. Los negocios se ven muy solos en el Valle de San Fernando”, observa la organizadora.

Otra de las cosas que están haciendo, como parte de CHIRLA, es educar a la gente para que aprendan a distinguir los uniformes de policías del ICE, y no se confunda con los del sheriff, la DEA y otros departamentos policiacos.

“Normalmente cuando los oficiales de ICE llegan a tocar a una puerta, engañan a la gente. Cuándo preguntan, quién es, dicen ICE Police o solamente Police. Deben tener cuidado para no dejarse engañar y abrir la puerta”, aconseja Maru.

Maru Galván muestra cómo reciben en el teléfono, los avisos sobre la presencia de la Migra.  (Photo by Aurelia Ventura/La Opinión)

Los agentes de ICE traen chalecos negros con letras por la espalda que dicen ICE. “A veces las llevan por delante, y usan pantalones color verde”, precisa.

Suelen manejar camionetas blancas con franjas azules que dicen Homeland Security o ICE. Pero últimamente, comenta Maru, los agentes del ICE andan en camionetas color negro sin ningún nombre que los identifique como del ICE.

Cuenta que cuando la gente los llama por teléfono para que los ayuden a verificar si hay un operativo en cierta área del Valle de San Fernando, les solicitan que no publiquen nada en las redes sociales hasta que se compruebe la presencia de ICE.

“Les pedimos que pongan la verdad para no crear falsa alarma”, enfatiza.

“Es muy importante que si pueden tomen fotos de los agentes de ICE y de los operativos; y las manden por texto cuando piden ayuda”, menciona.

“A veces sucede que no es que los agentes anden en un operativo sino que se pararon a comprar algo en una tienda”, dice.

También en CHIRLA están educando a la gente para que aprendan a distinguir entre una carta de arresto firmada por un juez, y una por un agente de migración.

Los interesados en ser voluntarios de la Red de Respuesta Rápida, o dar aviso sobre la presencia de ICE en el Valle de San Fernando, pueden llamar a Maru al 818-923-9163. En otros áreas de Los Ángeles y del sur de California, pueden llamar a los números abajo indicados.

Teléfonos a donde puedes llamar a los voluntarios de la Red de Respuesta Rápida. (Foto suministrada)