El caso en que portar una “green card” no impediría la deportación de un inmigrante

Los expertos sugieren a inmigrantes mantenerse alerta y evitar problemas
El caso en que portar una “green card” no impediría la deportación de un inmigrante
Un inmigrante que comete un delito podría perder su 'green card'.
Foto: ice - uscis

Los inmigrantes que tienen Residencia Permanente deben evitar varias acciones para no perder sus derechos migratorios, como manejar bajo influencia (DUI), votar, consumir drogas o cometer un delito.

En un caso enviado al abogado Allan Wernick, director del programa Citizenship Now! de la Universidad de Nueva York, una persona pregunta que un conocido tiene una “green card” expirada, pero teme renovarla, debido a que fue condenado por un delito menor hace ocho años.

La respuesta del experto no fue nada alentadora, ya la duda no expone el tipo de delito cometido, algo que los oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) evalúan.

“Tu amigo podría obtener su nueva tarjeta verde sin problemas. O bien, podría ser deportado. Depende de la naturaleza de su crimen. Un experto en leyes de inmigración puede explicar los riesgos de solicitar una nueva tarjeta verde”, acotó Wernick en su columna del Daily News.

El especialista añade otros factores, además del tipo de crimen cometido, como el periodo en que éste fue ejecutado, cuándo se hizo la sentencia, si fue agravado, entre otros aspectos.

El único que podría dar una orientación más precisa es un abogado que revide el caso en forma personal.

“Algunas condenas penales son motivo de deportación”, recuerda Wernick. “Las ofensas criminales que pueden llevar a la deportación incluyen haber cometido un ‘crimen que involucra torpeza moral’ dentro de los cinco años de obtener el estatus de Residencia Permanente, por el cual un juez puede imponer una sentencia de un año o más”.

Precisa que también están los “delitos agravados” y prácticamente todos los relacionados con la drogas, incluso con la marihuana para uso médico, como recien lo estableció USCIS.

Cabe recordar que el “buen carácter moral” (GMC, en inglés) es uno de los requisitos básicos para que un inmigrante logre una “green card” o la naturalización en Estados Unidos, tal como se establece en la Parte F de la Ley de Ciudadanía y Nacionalidad (INA, en inglés).

La norma básicamente se refiere a que un extranjero respeta las reglas del país y es lo que, indica la ley, evaluarán los oficiales de USCIS.

“Si bien USCIS determina si un solicitante ha cumplido con el requisito de GMC en una base de caso por caso, ciertos tipos de conducta criminal automáticamente impiden que los solicitantes establezcan GMC y pueden hacer que el solicitante esté sujeto a procedimientos de deportación”, señala el apartado.