Kia Soul 2020: más que una cara bonita

Al modelo LX le sobra estilo aunque le falte una dósis de fuerza

En un corto viaje de sábado al pintoresco valle de vinos de Temécula, a las afueras de Los Angeles, descubrimos que el Kia Soul 2020 no devora kilómetros con su rugido, que su lado más divertido es su apariencia y que aunque no es el más popular en la vía, nos deja a todos contentos.

Pero vamos por partes. El 2020 es más sexy que su antecesor. El Soul blanco LX perla con rines ‘alloy’ de 18″ que probamos nos sorprendió inicialmente con su figura. Más deportivo que el 2019 gracias en parte a su frente más perfilado y en especial a sus faros delanteros estilizados y a su nueva parrilla, así como a la disposición de sus luces traseras ‘bomerang’, su look pasa de sobra el primer test.

Su motor le da un poder adicional que quienes ya manejaron un modelo anterior notan de inmediato, y en su opción de manejo ‘sport’ las cosas se ponen una pizca más divertidas a la hora de la velocidad. Pero para quienes gustan de autos con brío, el modelo que probamos (2.0L y 147 caballos de fuerza) se queda algo corto en los arranques. Ese quizás sea su argumento más débil.

Pero en el resto, el 2020 cumple con las expectativas. Su espacio y visibilidad delanteras siguen siendo lo mejor del paquete. El panorámico ampliado debido a esa cresta en el techo hace que te sientas virtualmente afuera de la cabina, como si flotaras sobre la carretera. Eso puede hacer la diferencia en tu paseo. Eso sí, su espacio trasero, tanto para pasajeros como para las compras, no es muy grande. Así que mejor alístate a viajar un poco más ligero; eso fue lo que hicimos nostros.

El Soul que probamos trae incluidas ayudas de manejo casi indispensables hoy en día como el ‘blind spot collission warning’, que te alerta si un carro esta justo a tu lado cuando vas a cambiar de carril  (en ocasiones lo notamos con alguna reacción tardía), airbags frontales y laterales, ABS que no deja que el timón se bloquee al frenado y un monitor básico que te informa, entre otras cosas, si los neumáticos están con la presión adecuada. Además, su cámara trasera para la reversa es más clara que la de otros modelos similares y su Apple Car Play deja que incluyas el equipaje virtual de tu iPhone en su pantalla frontal.

Este rediseño mejorado que viene en los modelos: LX con 2L y GT de 1.6 L con turbo (esperamos probarlo muy pronto) tiene todas las oportunidades de ganarse un merecido espacio adicional en un segmento en el que ya tiene muchos seguidores. Su precio arranca en los $17,500 y llega hasta los 27,500 con accesorios (el que probamos costaba $22,460).

En pocas palabras, el Soul 2020 es un auto sin pretensiones pero con la teconología suficiente. Un SUV subcompacto atractivo que mantiene su carácter pero te seduce con su sexapeal.