Victoria para los trabajadores de Uber, Lyft

El concilio de El Monte aprobó redactar una ordenanza de $30 la hora

Victoria para los trabajadores de Uber, Lyft
Los trabajadores celebran la victoria.
Foto: Cortesía: Victor Cuevas, SEIU 721

El miércoles por la noche, la sala donde tiene lugar la reunión del Concilio de El Monte, parecía vestida de azul. Decenas de trabajadores de Uber, Lyft, vistiendo sus camisetas azules de la Alianza de Trabajadores Móviles (MWA) llegaron a la reunión para pedir un mínimo de $30 dólares la hora, para quienes conducen en la ciudad de El Monte.

Tras escuchar las historias de los conductores, el Concilio de la ciudad aprobó la redacción de una ordenanza que garantice el pago mínimo para los trabajadores.

“Fue muy conmovedor”, indicó Coral Itzcalli, vocera de MWA, en entrevista con La Opinión. “Los trabajadores llegaron con sus familias, con niños pequeños. Entre 30 y 40 conductores incluso se quedaron afuera de la sala, porque ya no había cupo y tuvieron que presenciar la reunión desde afuera, por la TV”, indicó.

“Escuchar a los conductores y comprender a lo qué se enfrentan, y sabiendo cómo estas compañías impactan en los ingresos de la ciudad y del estado, hace que considerar esta propuesta sea una decisión fácil”, dijo el alcalde de El Monte, André Quintero.

“El Monte es un importante centro de tránsito, con la mayor estación de autobuses al oeste de Chicago. Aquí se originan muchos viajes de primera y última milla y tiene sentido ver que el dinero se quede con los trabajadores en este valle, en lugar de ir a Silicon Valley”, agregó.

“La verdad que fue una gran victoria para los conductores que arriesgaron sus vidas y sus trabajos, para que otros conductores puedan cobrar un sueldo digno”, opinó Itzcalli y explicó que el aumento en el pago de los conductores no implica un aumento en las tarifas de los clientes.

“Uber tiene todo el control”, señaló. “Hace un tiempo, la empresa aumentó las tarifas de los viajes y al mismo tiempo redujo el sueldo de los conductores. Ellos fácilmente pueden pagar un salario justo y mantener el costo para los pasajeros. Ya es hora de que dejen su avaricia y su explotación a los conductores”.

Itzcalli explicó que, por ejemplo, la empresa cobra más a sus pasajeros cuando viajan de 3:00 p.m. a 7:00 p.m., o los fines de semana y tarde en la noche, pero esta tarifa extra no va a los conductores, que siempre cobran lo mismo.

“Uber controla no sólo a los conductores, sino también a sus mismos pasajeros”, agregó.

Díaz alentó a otros conductores a apoyar la lucha.

Durante los próximos 120 días, la Ciudad desarrollará la ordenanza, considerando tiempos de espera, maneras de hacer cumplir la ordenanza y modelos de otras ciudades.

La cifra de $30 dólares cubrirá el mínimo de $15 dólares la hora que los trabajadores pueden llevar al hogar y mantener a sus familias, y el resto para que puedan utilizarlo en el mantenimiento y otro gastos del vehículo. Se calcula que, luego de que los trabajadores terminan de afrontar sus gastos, en la actualidad, terminan ganando alrededor de $11 la hora, una cifra por debajo del salario mínimo.

“Este pago nos dará verdadera flexibilidad, no la flexibilidad falsa que Uber y Lyft dicen ofrecer”, comentó Leonardo Díaz, padre de cuatro y que trabaja como conductor desde hace cuatro años. Díaz, quien es miembro de la Alianza, alentó a otros trabajadores a visitar la página de la organización, y a sumarse a la lucha por sus derechos.

Lo que nos pase a nosotros como conductores también afecta a esta comunidad. Si tú aumentas los sueldos a $30 dólares, tú estarás ayudando a familias como la mía”, opinó Yadira Orozco en español, durante la reunión. Itzcalli indicó que la mayoría de los conductores de estas empresas son latinos.

Los trabajadores llegaron con sus familias a una sala llena de conductores.

Clasificación errónea

La ordenanza de $30 la hora es una medida innovadora no solo en el estado de California, sino en todo el país.
Los conductores también están luchando para ser calificados como “empleados”, en lugar de “contratistas independientes”, para poder recibir sus beneficios laborales, que incluyen seguro médico y días por enfermedad, entre otros. A la vez, los trabajadores piden poder organizarse en un sindicato

“Este es una gran victoria, pero es solo el comienzo”, aseguró Itzcalli. “Los trabajadores están listos para seguir la lucha, local y estatal”.

La sala de El Monte se vistió de azul.

La asambleísta Lorena González, demócrata y representante del distrito 80 (San Diego) introdujo la propuesta AB 5, para corregir la clasificación de los conductores y que estos puedan recibir los beneficios que les corresponden. La iniciativa probablemente llegará al Gobernador Gavin Newsom en el otoño.

A la inciativa de calificar a los trabajadores como empleados se oponen Uber, Lyft y la Cámara de Comercio de California.

“Nosotros, los conductores, vamos a seguir luchando por AB5 y por un sindicato. Así es como aseguramos nuestros derechos a largo plazo “, opinó el conductor y miembro de Mobile Workers Alliance, Reynaldo Blandón.

“Lo que acaba de hacer El Monte no tiene precedentes y es inspirador. Espero que otras ciudades observen su ejemplo y comiencen a elaborar sus propios umbrales de salario mínimo para los conductores. Uber y Lyft se enriquecen usando nuestras carreteras y nuestros automóviles, todo mientras se esquivan los impuestos. Ya es hora de que las ciudades los obliguen a reinvertir en los conductores y en las comunidades en las que confían “.