Los graves peligros que corres haciendo el “número vecino”, el nuevo reto viral de WhatsApp

Averigua en qué consiste y por qué es mejor asbtenerse a hacerlo
Los graves peligros que corres haciendo el “número vecino”, el nuevo reto viral de WhatsApp
Es fácil que entregues tus datos personales con este reto viral.
Foto: Twitter

Un nuevo reto viral en WhatsApp se ha propagado por Estados Unidos y otros países, el cual según las autoridades, podría traer graves consecuencias para quienes lo llevan a cabo.

El reto viral de WhatsApp se llama “número vecino”; consiste en que un usuario de dicha aplicación envía mensajes a personas que tengan un número telefónico anterior o posterior al suyo, es decir, si su número termina en 567, sus “vecinos” serán aquellos que tengan su mismo número pero con terminaciones en 566 y 568.

El objetivo de este nuevo reto viral es entablar una conversación con personas desconocidas y posteriormente, publicar capturas de pantalla de las mismas en redes sociales, en específico en Twitter, donde ya abundan varias imágenes de estos chats, y algunos tienen respuestas graciosas y asombrosas.

Se trata del ‘número vecino’, un reto en el que un usuario envía mensajes a la persona que tenga el número de teléfono inmediatamente anterior o posterior al suyo. Por ejemplo, si un número termina en 567, los vecinos son el mismo número pero terminados en 566 y en 568.

El objetivo del desafío es hablar con esos desconocidos y publicar las capturas de pantalla de las conversaciones en la Red, específicamente en Twitter, donde actualmente proliferan imágenes de estos chats con curiosas respuestas de los destinatarios.

Aunque algunos lo han encontrado divertido, la policía advierte de sus peligros.

“Ya sea que usted esté planeando enviar un mensaje o simplemente responder a uno recibido, si se presenta con su nombre real, instantáneamente está regalando dos piezas clave de información personal a un completo desconocido: su nombre y su número”, indicó Jo O’Reilly, especialista en privacidad de ProPrivacy.com, a Bustle.

Ejemplo de ello es una mujer de Los Ángeles que solo fue identificada como Ashley, quien quiso realizar este reto viral y terminó recibiendo amenazas de muerte por parte de su “número vecino”.

La mujer acudió a la policía luego de recibir más de 70 llamadas, las cuales no respondió, y decenas de videos de una persona portando armas de fuego, con lo cual se vio obligada a cambiar de número telefónico.

La víctima, identificada como Ashley, contactó a la Policía luego de recibir más de 70 llamadas —que no respondió— y videos de alguien cargando armas de fuego, y se vio obligada a cambiar su número telefónico.

“Antes de enviar o responder a uno de estos mensajes, vale la pena recordar que todo lo que diga en ellos puede compartirse públicamente en Twitter, y muy probablemente lo hará. Una vez que eso suceda, tendrá poco control sobre quién o cuántas personas lo vean”, añadió O’Reilly.