VÍDEO: Una niña mete al perro en la secadora y ahora enfrenta cargos por crueldad animal

La joven retransmitió el cruel acto en vivo a través de redes sociales

En redes sociales está circulando un video de lo más desagradable en el que se muestra a una niña  muriendo de risa mientras arroja a su perro a la secadora. Las imágenes provocaron indignación y muchas críticas.

El video, compartido en Instagram, muestra a la adolescente verbalizando en voz alta sus planes y retransmitiendo todo el proceso en vivo.

Se puede escuchar gimotear al animal, quejarse y llorar mientras la niña no deja de reír. El perro, un shih tzu de color blanco y gris, consiguió salir pasados unos segundos. La puerta de la secadora se abrió y el animal salió gateando un tanto conmocionado.

Alguno usuarios tuvieron la poca vergüenza de reírle la broma, publicando emojis de risas durante la transmisión en vivo. Mientras eso sucedió, el perro luchaba por salir de la secadora.

Se cree que el video fue filmado en Texas.

El Departamento de Policía de Lewisville confirmó que está al tanto del video que circula en las redes sociales y ha identificado a la niña después de abrir una investigación, informa CBS News.

“El Departamento de Policía de Dallas (DPD) se encargó inicialmente del caso. Luego se reunieron con nuestros investigadores que les proporcionaron toda la información sobre el incidente. No identificaremos públicamente a la niña porque es menor de edad. Nuestra investigación sobre el caso se encuentra en sus primeras etapas. Está siendo investigado como crueldad animal”, informaron en un comunicado

La publicación de Instagram ha sido eliminada desde entonces.

“Los animales merecen nuestra amabilidad y respeto y nunca deben ser sometidos a tanta violencia y crueldad, que en este caso eran potencialmente mortales”, explicó a The Mirror Elisa Allen, directora de PETA, una asociación en defensa de los derechos de los animales.

“Además de ser reprendida por los tribunales y posiblemente acusada de crueldad hacia los animales, esta adolescente insensible debería acudir a terapia, donde podría aprender la <lección de empatía que claramente le falta”, añadió.