USCIS niega que director Cuccinelli ordenó retirar Estatua de la Libertad frente a sus oficinas

Oficiales expertos en seguridad revisaron la escultura para confirmar que no fuera una amenaza
USCIS niega que director Cuccinelli ordenó retirar Estatua de la Libertad frente a sus oficinas
Ken Cuccinelli no ordenó retirar la réplica de la Estatua de la Libertad frente a sus oficinas.
Foto: Win McNamee/Getty Images

Una polémica se desató por el retiro de una réplica de la Estatua de la Libertad frente a las oficinas de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) en Washington, D.C., ya que organizaciones civiles acusaron que fue Ken Cuccinelli, director de esa dependencia, quien ordenó retirar dicha escultura que daba la bienvenida a los inmigrantes.

Sin embargo, una portavoz de USCIS confirmó a este diario que el director Cuccinelli no ordenó el retiro de dicha escultura realizada por el artista local César Maxit, sino que fue una decisión del oficiales del Servicio Federal de Protección, quienes revisaron la estatua para confirmar que no era una amenaza a la seguridad.

“El director de USCIS, Cuccinelli, no ordenó retirar la estatua”, señaló la dependencia. “El Servicio Federal de Protección la removió después de confirmar que no era una amenaza para la seguridad”.

No queda claro si la escultura será devuelta a las organizaciones MoveOnUnited We DreamCenter for Popular Democracy y NDWA, las cuales patrocinaron su instalación para expresar un mensaje unificado e inclusivo hacia los inmigrantes.

La réplica incluía un mensaje de bienvenida en varios idiomas a los inmigrantes y su presencia desató polémica tras las afirmaciones del director Cuccinello sobre el poema en la Estatua original, al señalar que era únicamente para los europeos, además de indicar que los extranjeros son bienvenidos para “ponerse en pie”, pero sin ser “una carga pública”.

Las organizaciones referidas criticaron esa postura del director Cuccinelli, quien esta semana dio a conocer la nueva regla de “carga pública”, la cual –según datos de USCIS– podría impactar a más de 380,000 inmigrantes anualmente.