La Administración Trump pidió a la Corte Suprema que legalice despedir a los trabajadores por ser homosexuales

Los trabajadores homosexuales no está cubiertos por la ley de derechos civiles, según el gobierno de Trump
La Administración Trump pidió a la Corte Suprema que legalice despedir a los trabajadores por ser homosexuales
La lucha de la comunidad LGBTQ sigue adelante.
Foto: David McNew/Getty Images

La Administración Trump presentó el viernes un informe amicus curiae ante la Corte Suprema argumentando que los trabajadores homosexuales no están protegidos por la ley federal de derechos civiles. La presentación se produjo exactamente una semana después de que la Administración argumentó lo mismo para los trabajadores transgénero, reporta NBC News.

El amicus curiae, (amigo de la corte o amigo del tribunal) es una expresión latina utilizada para referirse a presentaciones realizadas por terceros ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a algún punto de derecho u otro aspecto relacionado, para colaborar con el tribunal en la resolución de la materia objeto del proceso.

Este informe del Dpto. de Justicia se presentó por los casos combinados sobre Gerald Bostock, un hombre gay despedido de su trabajo como trabajador de servicios de bienestar infantil por el condado de Clayton, Georgia, y el difunto Donald Zarda, un hombre gay despedido de su trabajo como instructor de paracaidismo por la empresa Altitude Express, de Nueva York. Los casos Bostock y Zarda son dos de los tres casos relacionados con los derechos de los trabajadores LGBTQ que se espera que la Corte Suprema escuche este otoño.

Este último informe, presentado por el Procurador General Noel J. Francisco y otros abogados del Departamento de Justicia, argumenta que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación laboral por motivos de raza, color, religión, sexo y origen nacional, “no prohíbe la discriminación debido a la orientación sexual”.

“El significado corriente de “sexo” es biológicamente masculino o femenino; no incluye orientación sexual”, dice el informe. “Por lo tanto, un empleador discrimina por * * * sexo “según el Título VII, si trata a los miembros de un sexo peor que a los miembros del otro sexo en una situación similar. La discriminación basada en la orientación sexual, por sí sola, no satisface ese estándar”.

La cuestión de si la discriminación por “sexo” en el Título VII incluye la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, ha causado una división en los tribunales inferiores en los últimos años, y algunos respaldaron a los trabajadores homosexuales y otros a los empleadores que los despidieron.

Además de los casos de Zarda y Bostock, la Corte Suprema está preparada para escuchar a R.G. Y G.R. Harris Funeral Homes v. Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, et al.

Ese caso concierne a Aimee Stephens, una mujer transgénero que fue despedida de una funeraria de Detroit después de informar a su empleador que estaba comenzando su transición de género. La administración Trump presentó un informe amicus en el caso Stephens el 16 de agosto, del lado del empleador.

Antes de sus informes amicus en los casos Bostock, Zarda y Stephens, la administración Trump ya había dejado clara su posición sobre el alcance de la discriminación sexual en el Título VII.

En julio de 2017, el Departamento de Justicia presentó un escrito de amicus ante el 2do Tribunal de Apelaciones del Circuito de EE. UU. en el caso Zarda, oponiéndose a la extensión de las protecciones de discriminación del Título VII sobre la base de la orientación sexual.

Y en octubre de 2018, antes de la decisión de la Corte Suprema de conocer el caso Stephens, el Departamento de Justicia presentó un informe ante el tribunal superior que se puso del lado de la funeraria. En el caso de Stephens, el gobierno federal se enfrenta a sí mismo, ya que la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo es un acusado en el caso.

La Corte Suprema escuchará los casos el próximo período, que comienza en octubre.