Esto es lo que debe hacer para prepararse y preparar a su familia ante la llegada del huracán Dorian

El sistema se fortalece y se acerca a la costa este de Florida, donde podría tocar tierra como categoría 4

Personas preparan un generador de energía para una casa en Yabucoa, Puerto Rico.
Personas preparan un generador de energía para una casa en Yabucoa, Puerto Rico.
Foto: Thais Llorca / (EFE)

A medida que el huracán Dorian se fortalece y se acerca a la costa este de Florida, donde podría tocar tierra con fuerza mayor de categoría 4, según el último pronóstico del Centro Nacional de Huracanes, crece la ansiedad no solo de padres, sino sobre todo de los niños, a los que es mejor ponerles en aviso de lo que puede suceder ante la situacion pero sobre todo tranquilizarles para que no se convierta en una experiencia traumática.

Para ello, la organización Save the Children insta a los padres y cuidadores a hablar con sus hijos sobre los huracanes y tomar medidas inmediatas para mantener a los niños seguros. Aqui unos sencillos consejos:

Prepare a sus hijos ahora para el huracán Dorian

• Hable sobre el huracán Dorian: Tómese el tiempo para explicarles a sus hijos que se trata de un evento de la Naturaleza y que no es culpa de nadie. El uso de palabras y explicaciones simples y apropiadas para la edad sobre lo que son los desastres o lo que sucedió durante un desastre anterior puede darles una sensación de comprensión y control. Hágales saber que su principal prioridad es mantenerlos a salvo.
• Tranquilice a los niños: Dígales a sus hijos que está planeando con anticipación para mantenerlos a salvo. Asegúreles que durante una emergencia, muchos adultos que se preocupan, incluidos padres, maestros y personal de primeros auxilios, trabajarán para que no les ocurra nada.
• Identifique las rutas de evacuación: Averigüe si vive en un área de evacuación del huracán Dorian y evalúe los riesgos de una marejada ciclónica, inundaciones o daños por el viento. Junto con sus hijos, identifique las mejores rutas de evacuación, para que todos puedan estar listos para evacuar de manera rápida y segura.
• Complete las tarjetas de contacto: Haga tarjetas de contacto de emergencia para todos sus hijos, que incluyen tres contactos de emergencia con los que puedan comunicarse en caso de que se separe durante el paso del ciclón. Dado que la energía local y el servicio telefónico pueden verse afectados durante emergencias, también es importante tener un contacto fuera de la ciudad. Practique aprender estos números con sus hijos.
• Empaque una mochila: Prepare una mochila o bolsa con cada uno de sus hijos, que puede incluir su animal de peluche favorito y las comodidades del hogar, así como una tarjeta de contacto de emergencia y actividades para pasar el tiempo, como libros o juegos si necesita evacuar a un refugio. Cada familia también debe tener un kit de preparación para emergencias con alimentos no perecederos, una linterna, medicamentos y otros suministros médicos, agua y artículos de higiene personal como toallitas húmedas y desinfectante para manos.

Qué hacer durante el huracán Dorian

• Evacue si se le indica que lo haga: Si las autoridades locales le dicen que lo haga o si se siente inseguro. Si se le aconseja evacuar, evite las carreteras inundadas y vigile los puentes destruidos. Los funcionarios locales pueden cerrar ciertas carreteras, especialmente cerca de la costa.
• Quédese adentro si no es evacuado: Si no se le recomienda evacuar, o no puede hacerlo de manera segura, quédese adentro, lejos de ventanas, tragaluces y puertas. Continúe monitoreando los informes meteorológicos y no salga hasta que haya pasado la tormenta.
Qué hacer después del huracán Dorian
• Limite la exposición a los medios: Proteja a los niños de ver demasiadas imágenes del huracán, incluidas las que se encuentran en Internet, la televisión o los periódicos.
• Asegúrese de que haya servicios públicos disponibles: Antes de que los niños regresen a las áreas afectadas por el huracán Dorian, asegúrese de que los servicios públicos, como la electricidad y la plomería estén restaurados y que los espacios de vivienda y aprendizaje en hogares, escuelas e instalaciones de cuidado infantil estén libres de riesgos físicos y ambientales.
• Involucre a los niños en la vuelta a la normalidad: Después de un huracán permita que los niños ayuden en la limpieza y recuperación de manera apropiada para su edad, ya esta simple colaboración puede aumentar su sentido de control sobre la situación.