NFL: madre aficionada al fútbol logra cambiar política de cobro de entradas a juegos de NY Giants

Le exigieron pagar un asiento por su bebé recién nacido
NFL: madre aficionada al fútbol logra cambiar política de cobro de entradas a juegos de NY Giants
La familia Bartee impuso el sentido común
Foto: captura abc news

Una madre de Nueva Jersey aficionada al fútbol americano se quejó sobre el cobro de una entrada a su bebé recién nacido y llevó a un cambio en la política de acceso a los juegos de los NY Giants.

La hazaña comenzó porque los miembros de la familia de Sarah Zadoyko-Bartee son grandes fanáticos de los “Gigantes de Nueva York”, y compran entradas “club” para la temporada completa en el estadio MetLife, a donde asisten con camisetas del equipo. Para ello deben hacer un viaje de 90 minutos desde casa.

Hace 16 semanas nació Silas, el miembro más nuevo de la familia Bartee, y apenas pudieron lo llevaron a un juego: el encuentro de pre temporada del 16 de agosto contra Chicago Bears.

“Pasamos la primera puerta, volvieron a escanear los boletos para ingresar al club, y en ese momento nos preguntaron si teníamos un boleto para nuestro hijo de 14 semanas de edad”, dijo la madre. “Nos miramos confundidos por la pregunta de por qué necesitaría un boleto”.

Silas, quien pasa la mayor parte de su tiempo durmiendo, aparentemente también necesitaba un boleto de $800 dólares, que cubre toda la temporada, destacó ABC News.

En MetLife, la política general es que todos los niños de hasta 34 pulgadas de altura pueden participar en eventos de forma gratuita, incluidos los juegos de los NY Jets, pero deben sentarse en el regazo de alguien.

La política de los “Gigantes de Nueva York” es diferente y dice que todos los que ingresen deben tener un boleto, incluidos los infantes.

Al final ese día permitieron la entrada de Silas porque era un juego de pre temporada. “Nos dieron una cortesía única y nos acompañaron a nuestros asientos, pero no permitieron que el bebé ingresara al club”, dijo Sarah.

Más tarde, la fanática madre publicó su descontento en las redes sociales. “Son uno de los cinco equipos que quedan en toda la NFL que no tienen una política amigable para la familia”, dijo Bartee en ese entonces.

Al enterarse, los Gigantes emitieron un comunicado el martes, diciendo que estaban en el proceso de revisar su política de larga data. “Estamos en el proceso de revisar nuestro largo política vigente para alinearla más con la política del estadio MetLife”.

Ayer miércoles llamaron a la familia para disculparse y dijeron que están felices de hacer el cambio para convertirse en un equipo más familiar.