Una mamá milenial es la nueva cónsul de Honduras en Los Ángeles

Revela que el número de hondureños que retornan a Honduras es entre 500 y 600 al mes
Una mamá milenial es la nueva cónsul de Honduras en Los Ángeles
08/28/19/ LOS ANGELES/New Honduran Consulate General in Los Angeles Maria Fernanda Rivera Fiallos (Aurelia Ventura/ La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Con cuatro felices meses de embarazo, María Fernanda Rivera Fiallos tomó posesión este mes del cargo como cónsul de Honduras en Los Ángeles. Aunque a muchos puede tomar por sorpresa su juventud, la respalda una larga carrera diplomática en los Estados Unidos.

De 33 años de edad, está casada y es madre de una niña de dos años. “También es niña la que viene en camino”, dice en entrevista con La Opinión.

La nueva cónsul es una mamá milenial, muy activa en las redes sociales. “A los hondureños les encanta FB. Apenas abrimos la cuenta y en pocos días ya teníamos 200 seguidores”, dice.

Y comenta que es a través de esta red social que les avisan cuando sus pasaportes ya llegaron. “Encontramos que es la forma más fácil de comunicarnos con ellos”, platica.

La cónsul de Honduras en Los Ángeles, Maria Fernanda Rivera Fiallos es joven, pero tiene una larga carrera diplomática en EE UU. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Por ello, planea en cualquier momento reanudar Facebook Live para conectarse con los hondureños y responder a todas sus preguntas.

A partir del 1 de agosto, ocupa el puesto de cónsul de Honduras. Viene de Atlanta donde sirvió nueve años y medio a cuatro estados de la nación, Atlanta, Carolina del Norte y Carolina del Sur, y Tennessee.

“Inicialmente a mediados de 2010, cuando tenía 23 años me contrataron como consejera económica en Atlanta ya que acaba de entrar el Plan de Promoción de Inversiones de Honduras. Yo me dedicaba a hacer el acercamiento con las grandes compañías de Atlanta y hablarles de las oportunidades en Honduras”, dice.

La joven cónsul es hija de Alden Rivera Montes, embajador de Honduras en México. Es egresada de la carrera de Comunicación y Publicidad.

“En el momento que llegué a Atlanta no fue muy complicado que me aceptaran sino cuando ya me quedé como jefa de misión. Creo que los hombres mayores no están acostumbrados a que su jefa sea mujer y menor que ellos”, comenta.

Maria Fernanda Rivera Fiallos viene de Atlanta donde sirvió desde 2010. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Su juventud la ha hecho vivir todo tipo de situaciones.

Relata que en ocasiones, algunos hondureños demandan ver al cónsul y hablar directamente con él cuando van al consulado. “Cuándo salgo y les pregunto, cómo puedo ayudarlos. ‘Me dicen, quiero ver al cónsul. Les digo yo soy la cónsul. Ah.. me dicen sorprendidos, esperaba ver a un señor mayor”, dice sonriendo.

Pero el reto más difícil lo vivió en 2014 cuando quedó como nuevo presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández. “Hizo una reestructuración del servicio exterior y despidieron a ocho empleados. Me quedé sola dos meses haciendo todo el trabajo, atendiendo a unos 120,000 hondureños”, recuerda.

“Lo que me sacó adelante fue que ya había pasado por todos los puestos, desde contestar teléfonos, expedir pasaportes, documentos legales, hacer entrevistas a quienes van a retornar y protección consular. La comunidad fue muy comprensiva”, menciona.

La cónsul de Honduras en Los Ángeles, Maria Fernanda Rivera Fiallos revela que el número de hondureños que acuden al Consulado ha bajado desde que comenzaron las redadas. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Hondureños en EE UU

Rivera Fiallos dice que no hay un censo formal, pero calculan que hay 1.5 millones de hondureños que viven sobre todo en los alrededores de Nueva York, Washington, Maryland y Miami.

“En el sur de California, habrá unos 120,000 hondureños. El Consulado de Los Ángeles ocupa la posición seis en importancia por la demanda de servicios entre los 12 consulados hondureños del país”, observa.

La cónsul estima que hay muchos más hondureños en el sur de California, pero no se acercan al Consulado.

“Creo que uno de los motivos es que no entregamos el pasaporte el mismo día, que es el documento más solicitado. Se tarda un mes. Una de mis metas es que en Los Ángeles, a partir del próximo año se entregue el pasaporte el mismo día”, señala.

Para obtener las actas de nacimiento, los hondureños pueden utilizar una aplicación lanzada por Registro Nacional de las Personas. “Solo necesitan escanear su tarjeta de identidad, y ellos mismos imprimen su acta de nacimiento. Y es gratis”, observa.

La cónsul señala que la mayoría de los hondureños radicados en Los Estados Unidos son indocumentados.

En relación con el TPS – Estatus de Protección Temporal -, el permiso actual se les va terminar el 5 de enero de 2020 y estamos a la espera. El caso sigue abierto en la corte. Mientras no haya terminado, es posible que puedan renovarlo cada tres meses”, expone.

Los hondureños pueden ser atendidos ahora a través de ventanillas cuando van al Consulado de Honduras en Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Principales inquietudes

Revela que la mayor inquietud que le han expresado hasta ahora sus paisanos, es la necesidad de que los pasaportes se puedan obtener el mismo día, así como la demanda de un mayor espacio físico en el consulado.

“El 15 de agosto nos cambiamos del piso tercero al piso noveno con el doble del espacio. También ahora todos los trámites son por ventanilla. Todo es a la vista de todo mundo. Ya no es como antes que los trámites se hacían en una oficina y se podía prestar a conductas inapropiadas”, indica.

Otra de las peticiones que le han hecho, es que el trato al hondureño en el Consulado sea más respetuoso y con dignidad.

“Lo que hemos encontrado es que los conflictos con el personal se generan cuando vienen sin cita o les falta un requisito. Eso genera frustración y enojo”, expone.

La cónsul recomendó a los hondureños sacar su cita en el sitio: www.citaconsular.com “En tres minutos deben tenerla”, afirma.

También ofrecen asesoría legal gratuita todos los lunes de las 10:00 a.m a las 3:00 p.m. “Estamos trabajando en una iniciativa para contar con un abogado de migración de tiempo completo, pero no sabría decir cuándo comenzará”, agrega.

La cónsul de Honduras en Los Ángeles, Maria Fernanda Rivera Fiallos habla del impacto de las redadas en la comunidad hondureña. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

El impacto de las redadas 

La diplomática menciona que desde que comenzaron las redadas del Servicio de Migración y Aduanas (ICE), a partir de julio, se notó una baja en la asistencia al consulado. “Esto ha seguido. No sabemos si también tenga que ver con la mudanza – cambio de piso -; o el hecho que no damos los pasaportes el mismo día”.

Pero dice a los inmigrantes hondureños que no tengan miedo, que el Consulado de Honduras es un pedazo de ellos y es suyo.

Es difícil evitar el temor cuando el número de deportados no cesa.

La cónsul revela que tienen estadísticas de que al mes, entre 500 y 600 inmigrantes hondureños del área de Los Ángeles son deportados a Honduras.

“La principal razón por la que los hondureños emigran a Estados Unidos es económica. El 87% de las personas que entrevistamos cuando ya están por ser regresados a Honduras, nos dicen que salieron del país por los bajos salarios y en busca de una mejor vida”, menciona.

Por esa razón, explica que el gobierno de Honduras hace un esfuerzo fuerte por promover la inversión en su país y disminuir la salida de sus connacionales.

“Como gobierno estamos preocupados por las acciones de la administración Trump, pero entendemos que sus decisiones son soberanas. Sin embargo, nosotros estamos teniendo pláticas con congresistas, el vicepresidente y otros funcionarios, y buscando opciones para que los hondureños puedan venir a trabajar con visas”, dice.

Para conectarte con el Consulado de Honduras en Los Ángeles, visita sus sitios en las redes sociales. En Twitter:  @ConsuladoLa; Instagram cghondurasla; y Facebook, cghlosangeles