La niña prodigio Coco Gauff cae ante la número 1 Naomi Osaka en el US Open

Nueva York ya tiene una nueva tenista favorita

La niña prodigio Coco Gauff cae ante la número 1 Naomi Osaka en el US Open
Coco Gauff, emocionada, junto a Naomi Osaka al final de su partido.
Foto: Emilee Chinn / Getty Images

QUEENS, NY – Coco Gauff nunca había jugado contra una Top 5. Esta tarde en el estadio de tenis más grande del mundo, el Arthur Ashe del US Open, se enfrentó a la número 1 del mundo, Naomi Osaka. Gauff tiene 15 años y 178 días.

La lógica se impuso y la japonesa avanzó a octavos de final con un contundente 6-3 y 6-0. Pero Gauff rompió dos veces el saque de Osaka, devolvió bolas inverosímiles desde el fondo de la pista gracias a su rapidez de piernas y luchó de principio a fin animada por un público entregado con su juventud y su saber estar, como demostró en la entrevista aún sobre la pista tras el encuentro.

“Ha sido increíble, voy a aprender mucho de este partido”, dijo visiblemente emocionada Gauff, invitada a hablar por Osaka, ya que el perdedor no suele participar en la entrevista al final del partido. “Pero no quiero robarle su momento a Naomi, que ha jugado un gran partido”.

La frase recordó a muchos a la final del US Open del pasado año, cuando Osaka derrotó a Serena Williams, pero ésta se “robó” la escena con sus protestas al árbitro del partido.

Más juego de lo que muestra el resultado

Con el Arthur Ashe completamente lleno la tarde del sábado, la natural de Delray Beach, Florida, mostró los nervios propios de su corta edad y ya en el segundo juego perdió su servicio cerrando el parcial con una doble falta (uno de sus puntos débiles, cometió siete en total). Pero cuando se vio 3-0 abajo, la joven se soltó, comenzó a ser más agresiva, sin miedo a fallar, y pronto recuperó el break.

Aún así, en un set extraño en que Osaka perdió su saque dos veces –en los únicos dos break points que cedió– y Gauff, tres, la japonesa se impuso por potencia, con golpes ganadores que terminaban sacando de la pista a la estadounidense, pese a la rapidez de ésta para volar de esquina a esquina.

Era la primera vez que se enfrentaban y Osaka pareció necesitar un tiempo para ajustarse al juego descarado de Gauff, pero una vez que encontró su ritmo, no tuvo problemas para imponerse y llevarse el segundo set por un excesivo 6-0.

“No había estado tan concentrada desde Australia”, aseguró Osaka al final del choque, recordando su victoria en el primer grand slam de la temporada.

Gauff, 140 del mundo al comienzo del torneo, buscaba convertirse en ser la mujer más joven en alcanzar unos octavos de final de US Open desde Anna Kurnikova en 1996.