Federer sufre ante Dimitrov la derrota más improbable en el US Open

El último "grande" de la temporada se queda sin dos del "Big Three". Sólo Rafael Nadal se mantiene vivo entre los favoritos
Federer sufre ante Dimitrov la derrota más improbable en el US Open
Federer se despide del público tras la derrota.
Foto: Dominick Reuter / AFP / Getty Images

QUEENS, NY – Grigor Dimitrov nunca había ganado a Roger Federer. En los siete partidos en que se habían enfrentado hasta hoy, el búlgaro sólo había logrado hacerse con dos sets de 18 jugados. Esta noche en el Arthur Ashe se hizo con tres sets (3-6, 6-4, 3-6, 6-4 y 6-2) y se clasificó por primera vez para una semifinal del US Open.

Dimitrov, actual número 78 de mundo, llegó a Flushing Meadows hace diez días habiendo perdido siete de sus últimos ocho partidos. La racha era tan mala que dos de sus entrenadores decidieron no acompañarlo a Nueva York, una llamada de atención sobre su pobre desempeño.

La táctica pareció dar resultado. El búlgaro, que en noviembre de 2017 llegó a ser número 3 del mundo pero que ha sufrido dos lesiones esta temporada, superó ronda tras ronda hasta encontrarse con Federer, diez años mayor que él, en cuartos de final.

El suizo, a sus 38 años, aspiraba a convertirse en el semifinalista de mayor edad del US Open desde Jimmy Connors en 1991, cuando el estadounidense las alcanzó con 39. Federer se quedó a las puertas de su semifinal “grande” número 46 y, con la eliminación de Novak Djokovic en octavos, el torneo se queda con un solo  integrante del “Big Three” (Rafael Nadal) en semifinales, algo que no ocurría en un grand slam desde hacía años.

Grigor Dimitrov celebra su primera victoria ante Federer.
Grigor Dimitrov celebra su primera victoria ante Federer. / Foto: Getty Images

El mejor partido de lo que va de torneo

Desde el principio, Federer quería un partido rápido. Sacaba sin apurar el cronómetro y terminaba los puntos aún más rápido. Ya en el segundo juego del partido rompió el servicio de Dimitrov. Pero tras el 3-0, el búlgaro se soltó y comenzó a jugar mejor, defendiendo sus saques con éxito, aunque sin suficiente agresividad para recuperar el break y poder pelear el set.

Pero poco a poco, Dimitrov llevó el choque a su parcela. Quería un partido largo, con intercambios.

“Hacía mucho que no jugaba en esta pista. Al principio estaba nervioso. Me dije a mí mismo que tenía que aguantar”, dijo Dimitrov tras el partido. “Después del segundo set empecé a sentir que estaba jugando mejor. Traté de mantenerme en el partido y hacerle a Roger estar en pista el mayor tiempo posible”.

En el quinto juego del segundo set Federer cometió varios errores no forzados que le costaron su servicio y desencadenaron el momento más extraño de la noche. Con 5-3 Dimitrov sacó para cerrar el set. Pero el momento le quedó grande y cedió el break cometiendo una doble falta. Para sorpresa del público que animaba masivamente al suizo, en el siguiente juego Federer le devolvió el favor al búlgaro y cedió su saque, y el set.

A partir de entonces se vio otro partido y, sobre todo, otro Dimitrov, que dejó los nervios a un lado y elevó su nivel de tenis, aún perdiendo el tercer parcial.

En el quinto juego del tercer set, Dimitrov remontó un 0-40 para salvar su saque. Pero en el séptimo juego terminó cediendo al empuje de Federer, y a la presión, con otra doble falta para perder su saque. La rotura lo sacó momentáneamente del partido y perdió los dos siguientes juegos y el tercer set.

Pero el búlgaro se recuperó de inmediato y arrancó el cuarto set con un break. Después tuvo que defender varias bolas de break en los siguientes juegos hasta que se llegó al séptimo juego, el más largo del partido. Con 4-2 a su favor y saque de Federer, Dimitrov desaprovechó siete bolas de break.

La mayoría de los jugadores pagan una situación así, pero el búlgaro se mantuvo consistente con su servicio, al contrario de Federer, al que no le entraba el primer saque como en otras ocasiones.

Con 5-4 y su saque, Dimitrov remontó un 0-40 y cinco bolas de break para hacerse con el parcial y alargar el partido hasta un quinto set.

El set definitivo arrancó con Federer mandando bolas a la red que le costaron perder su servicio. Dimitrov, crecido y muy sólido desde el fondo de la pista, forzaba los errores del suizo, uno tras otro, hasta romperle dos veces el servicio y situarse con un claro 4-0.

El partido estaba entonces decidido. Federer no fue capaz más que de hacer dos juegos con su saque para despedirse con un 6-2 en el quinto set.

Dimitrov enfrentará en la semifinal del viernes al ruso Daniil Medvedev, 5º del ranking a sus 23 años. Es el semifinalista más joven del US Open desde Novak Djokovic en 2010.