Quiso ayudar a su amiga dándole hospedaje en su casa y terminó quedándose con su prometido

Su mejor amiga tuvo problemas económicos y le ofreció mudarse temporalmente con ella y su pareja, sin imaginarse que terminaría "robándoselo"

Cuántas historias no hemos conocido de mejores amigas que se convierten en las peores enemigas y todo por culpa de un hombre.

Eso fue justo lo que le ocurrió a una mujer inglesa llamada Samantha Mulvey, quien en tan solo unos meses perdió a su prometido y a su mejor amiga, luego de que ambos la traicionaron.

De acuerdo al diario The Sun, todo el suceso se remonta al año 2017, cuando Samantha conoció a un hombre llamado Robert, con el cual inició una relación y que a los pocos meses decidieron formalizar, pues consideraban que estaban hechos el uno para el otro.

Un año después, en septiembre de 2018, la pareja hizo planes de matrimonio gracias a que participaron en un concurso de una emisora de radio para ganar una boda, el cual se llevaron.

Samantha decidió compartir ese importante momento con su familia y amigos, entre ella una mujer llamada Claire, quien había sido su mejor amiga de toda la vida.

A las pocas semanas de la boda, Claire tuvo problemas económicos, por lo que tuvo que vender su casa para comprarse otra más pequeña, la cual necesitaba repararse, labor que llevaría varias semanas. La mujer no tenía en dónde quedarse, por lo que Samantha y Robert le ofrecieron su casa para que se quedara con ellos en lo que le entregaban su nuevo hogar.

Claire aceptó encantada la ayuda de su amiga, pero lo que ocurrió después, fue la peor de las traiciones.

Resulta ser que luego de ya varias semanas de haberle dado alojamiento a su amiga, un día, Samantha regresó a su casa y encontró a su prometido y a Claire muy juntitos, viendo la televisión. Esto no cayó bien en Samantha, quien a partir de ese día, notó que la relación con su novio comenzó a transformarse.

A finales de 2018, Claire le dijo a Samantha que ya estaba lista para mudarse. A partir de ese día, todo parecía indicar que su relación con Robert mejoraba; sin embargo, en mayo de este año, Robert rompió su compromiso pues creía que su relación ya no funcionaba y que ya no la amaba.

Tras esta situación, Samantha le envió un mensaje a su amiga Claire por Facebook para hablar de esta situación; los leyó pero no le respondió e incluso, la bloqueó de la red social.

Días después, un amigo le contó a Samantha que había visto el auto de Robert estacionado afuera de la casa de Claire, confirmando así sus sospechas de que su prometido la dejó por su mejor amiga. También se enteró que ya vivían juntos y que iniciaron una relación mucho tiempo atrás, cuando Samantha la invitó a vivir a su casa.

“Claire y Robert ahora viven juntos y lo pensaré dos veces antes de ayudar a un amigo en el futuro. Todavía no puedo creer que invité a mi mejor amiga a mi casa … ¡y ella se fue con mi prometido!”, finalizó.