Masivo golpe a la MS-13 (Mara Salvatrucha) en El Salvador: 263 vinculados a pandilla enfrentarán juicio

La MS-13 inyectaba dinero en los negocios y se repartía las ganancias con los empresarios
Masivo golpe a la MS-13 (Mara Salvatrucha) en El Salvador: 263 vinculados a pandilla enfrentarán juicio
Empresarios. La MS-13 inyectaron dinero a negocios en Ilopango y Soyapango para repartirse ganancias con negociantes, según investigaciones de la fiscalía.
Foto: (La Prensa Gráfica)

Se acumulan más pruebas. El Juzgado Especializado de Sentencia B de San Salvador aceptó ayer que un nuevo testigo, identificado con la clave Vito, declaró en el juicio contra 11 vinculados con la Mara Salvatrucha (MS-13). A ellos, la Fiscalía General de la República (FGR) los acusa de formar parte de una red que ayudó a lavar dinero ilícito que obtenía la pandilla en Ilopango y Soyapango.

La incorporación del nuevo testimonio ocurrió cuando el proceso estaba en la etapa de sentencia, ya había finalizado el plazo legal para agregar pruebas. El juez suplente Especializado de Sentencia B, Cruz Vásquez, realizó ayer una audiencia especial para escuchar los argumentos de las partes ante la propuesta que hizo la FGR para incorporar como prueba a Vito.

Vito es un pandillero que decidió traicionar a sus compañeros para declarar ante un juez todo lo que sabe de la MS-13 a cambio de beneficios judiciales. Antes de que empezara a colaborar en este caso, conocido como Operación Cuscatlán, la Fiscalía ya utilizaba la declaración de Vito en otros procesos, según dio a conocer ayer un fiscal de la Comisión Especial de Investigación (CEI).

La fiscalía argumentó ante el juez especializado que la incorporación del testigo al proceso ha sido legal, porque lo conocieron hasta después de que había terminado la fase de presentación de pruebas, conocida como instrucción. También aclaró que el testimonio solo afectaba a los imputados José Ernesto Vielman, Carlos Antonio Gómez y José Joel Quinteros.

Los fiscales explicaron que la audiencia preliminar por este proceso fue el 5 de marzo pasado, fecha en la que terminó la etapa de incorporación de pruebas. Agregaron que conocieron a Vito hasta el 5 de mayo, mientras era testigo en otros casos. En ese tipo de procesos, el artículo 366 del Código Procesal Penal permite incorporar pruebas, dijo la fiscalía.

El juez Vásquez aceptó el argumento fiscal y permitió que Vito declare en el juicio que inicia mañana. La defensa consideró que la inclusión del testigo no ha sido legal, pero el juzgador dijo que sí.

La Fiscalía, en este proceso, ha sostenido que un grupo de negociantes y cabecillas de la MS-13 llegó a un acuerdo para formar negocios que permitieran volver legal el dinero que la pandilla obtenía a través de homicidios, extorsiones y la venta de droga. Las investigaciones apuntan a que los negociantes eran testaferros de la MS-13 y los acusa de lavar dinero.

Los hombres acusados son: Carlos Antonio Gómez, supuesto cabecilla alias “Orko”; José Vielman, José Quinteros, Manuel de Jesús Elías Hernández, Juan Antonio Navarrete, Juan Francisco Iraheta y Álvaro Alexánder Aldana. Mientras que las mujeres son Jackeline Victoria Mejía, Irma Lorena Rodríguez, Florinda Recinos de Blommaert, Yésica Melara y Melva Rosibel Gómez. Todos están detenidos.

La MS-13 inyectaba dinero en los negocios y se repartía las ganancias con los empresarios: 70 % para la estructura y 30 % para los comerciantes, según FGR.

Envían a 263 a juicio

La Operación Cuscatlán, desarrollada en febrero de 2018, involucra a 508 ligados a la MS-13. Ayer, mientras el juez aceptaba la declaración de Vito, un grupo de 277 ligados a este proceso conoció la resolución de la audiencia preliminar, acusados de organizaciones terroristas, en el Juzgado Especializado de Instrucción B de San Salvador. La jueza decidió que 263 enfrenten la etapa de juicio y absolvió a 14, dos de ellos porque ya fallecieron. En un principio, los 277 negociaron su confesión a cambio de reducción de pena en un proceso abreviado, pero la FGR dijo ayer que los imputados no aceptaron la condena de tres años y cuatro meses de cárcel.

Este grupo de 263 se une a los 165 que ya esperaban el juicio en el Juzgado Especializado de Sentencia A. El 7 de octubre inicia el juicio contra los 428 acusados de homicidios y otros delitos.

(Por Francisco Hernández, La Prensa Gráfica)