El Volvo XC60 T6 AWD Inscription: una moneda con dos caras ganadoras

Seguridad y lujo son una combinación casi perfecta para este utilitario aunque no sea el más divertido de manejar

El Volvo XC60 T6 AWD Inscription es un auto señorial y poderoso. Viene con un motor de 2 litros pero turbo, lo que le da un empuje de 316 caballos de fuerza que nunca viene mal a la hora de entrar a una autopista. Eso lo entendió la marca desde 1981 que a su filosofía de seguridad le agregó el poder y la eficiencia de los motores con compresión adicional.

El Inscription (2020) tiene tracción en las 4 ruedas, viene con 8 velocidades automáticas delante y el que probamos, unos relucientes rines de aluminio de 19 pulgadas con llantas todo terreno.
No tenemos queja de su dotación de seguridad; después de todo es un Volvo, marca legandaria por sus innovaciones en la muy exitosa estrategia de salvar vidas al volante. El cuadro lo integran un sistema de antibloqueo ABS, una cámara trasera con la definición propia de un Imax (bueno quizas exageremos un poco… pero ya se derán una idea) y todos los juguetes de soporte de manejo como el sistema de detección de colisiones, detección de transeúntes y animales grandes, airbags de proteción lateral, protección contra latigazo en los asientos frontales y caja de seguridad acero de alta resitencia para los pasajeros, entre otros.
Pero la tranquilidad de estar a salvo es solo parte de la ecuación: lujo es la otra cara de la moneda. El inscription T6 es parte de una linea de vehículos que hacen que sus pasajeros se sientan en el cielo de los automóviles. Sus sillas delanteras tienen masajeadores y lo que ya es norma en accesorios para vehículos de esta gama: asientos con ventiladores y calefacción. Su tablero es minimalista gracias a que buena parte de las funciones se controlan desde su pantalla de ‘infotainment’. Toma algo de tiempo acostumbrarse y los controles no son de los más intuituvo que hemos manejado. Pero de no ser por un par de barras de plástico al lado de los asientos delanteros y un laminado algo corriente en su tablero central, su interior es de lo mejor.
Eso sí, siempre hay un pero. Aunque tiene un avanzado sistema de control de estabilidad que lo hace más seguro a la hora de las curvas y los movimientos de repentinos, el carro se siente un poco sonso y algo pesado en la carretera; en especial para quienes prefieren los modelos más compactos, incluso en el segmento de las SUV en donde se puede encontrar modelos más divertidos para manejar. La serpenteante carretera hacia Idyllwild en las montañas de San Jacinto, California, nos lo recordaron a cada instante.
Viene con 48 meses o 50,000 millas de garantía y mantenimiento incluido de fábrica por los primeros 3 años o 36,000 millas para un precio sugerido de $45,950 por el modelo básico, que rápidamente se sube $2,500 en el paquete avanzado y otros $2,500 con el paquete de lujo en el que se incluyen los asientos de cuero Napa y otros juguetes hasta que llega a los $65,740.