FOTOS: Bebé de Florida con enorme lunar en la cara será tratada en Rusia

En EEUU no existe el tratamiento adecuado para la pequeña

Se llama Luna Fenner, nació el 7 de marzo pasado y fue diagnosticada con una afección cutánea congénita llamada nevo melanocítico, que causa manchas anormalmente oscuras, generalmente en el rostro.

Ahora, la bebé de Florida que tiene un enorme lunar en la cara será tratada en Rusia, pues sus padres no encontraron en EEUU el tratamiento adecuado para la condición de la pequeña.

Mientras cirujanos y especialistas de Florida, Chicago y Nueva York anticiparon que serían necesarias más de 100 cirugías con láser en cuatro años para remover la marca de nacimiento de Luna, el doctor Pavel Borisovich Popov brindó una esperanza a la familia al ofrecer un tratamiento pionero que duraría 18 semanas.

De acuerdo con el Daily Mail, la pequeña Luna ya viaja a Kasnodar, al sur de Rusia, en compañía de su madre Carol. En ese país será sometida a entre seis y ocho cirugías en las que le inyectarán un medicamento a la bebé que se acumulará en su lunar. Dicho medicamento hará que el tejido de la zona muera, con lo que se formará una costra en su piel y, debajo de ella, se formará nuevo tejido. A través de la tecnología láser, los bordes de la mancha serán aclarados y la pigmentación se reducirá de manera importante.

Cada cirugía costará unos $25,000, para un total aproximado de $200,000 más los gastos de viaje, por lo que la familia Fenner inició una campaña para recaudar fondos para el tratamiento de Luna. Si quieres ayudar, puedes hacerlo aquí.

El doctor Borisovich ha realizado este procedimiento -que no está disponible en EEUU- en otros pacientes y ofreció sus servicios para Luna luego de leer una nota sobre su caso en un periódico local.

Carol, la madre de 35 años, confesó al diario británico que ha sido difícil recibir mensajes en redes sociales que tachan a su bebé de “monstruo”, mientras otros le transmiten cariño y apoyo total. Asegura que su hija es una bebé normal de seis meses y es muy feliz.

“Ella aprendió a saltar y se ríe todo el tiempo, está muy tranquila, no llora con frecuencia”, aseguró. “Le enseñaré cómo lidiar con algunos malos comentarios y con malas personas. Ella es realmente fuerte, es más fuerte que yo. Yo aprendo de ella. Es la bebé más feliz que he visto en mi vida. Eso es lo que me alivia”, afirmó.