Letras: El karma del español

En esta época de orientalismo es oportuno señalar que nuestro idioma, el español, ha incorporado términos de procedencias exóticas

Letras: El karma del español
Foto: Shutterstock

Hay quienes dicen que estamos en la Era de Acuario, mientras otros aseguran que nos encaminamos a ella en pocos o varios siglos. Algunos la consideran una era astrológica, producto de la rotación de la Tierra. Otros manejan cifras totalmente distintas.

Pero como todo esto no parece tener ningún sustento científico, la ciencia no le hace mucho caso. Sin embargo los entusiastas de la supuesta nueva era promueven un mensaje alentador de amor, paz, solidaridad, respeto de la naturaleza y afición a las disciplinas orientales.

Sus cultores manejan términos del yoga, de las medicinas alternativas como el reiki y la acupuntura,  de técnicas de relajación como el tai chi o de geomancia como el feng shui, que pretende usar fuerzas energéticas para lograr la armonía entre los individuos y sus ambientes.

En esta época de orientalismo es oportuno señalar que nuestro idioma, el español, no solo ha incorporado términos de la lengua madre, el latín, además del griego, el francés, el italiano, el inglés, lenguas germánicas y americanas, sino otras de procedencias exóticas, como por ejemplo cacatúa, del malayo kakatuwa.

El español ha absorbido también varios términos del sánscrito, la antigua lengua de los brahmanes en la India, muchos de ellos moneda corriente en nuestros días, como por ejemplo yoga, ajedrez y la familiarísima naranja. En Occidente también estamos acostumbrados a la palabra karma,  principio de justicia distributiva que significa que a la larga los buenos actos se recompensan y los malos se castigan. Es una palabra sánscrita que significa ‘hecho, acción’.

Tampoco nos es ajena la palabra mantra, que en sánscrito significa ‘pensamiento’, y que en las religiones budista e hinduista alude a palabras o frases sagradas que se recitan para invocar a una divinidad o para contribuir a la meditación. Mandala, del sánscrito ‘disco, círculo’, es un dibujo complejo que para budistas e hinduistas representa las fuerzas que regulan el universo y que también ayuda a la meditación.

Más palabras del sánscrito: gurú o ‘maestro’, que es guía espiritual o jefe religioso; avatar,  ‘descenso o encarnación de un dios’, también reencarnación, transformación, cambio; nirvana, el estado de iluminación donde se produce la liberación de los deseos y de la conciencia y concluye la cadena de reencarnaciones. Finalmente sánscrito proviene de esa misma lengua y significa ‘perfecto’.

Jorge Ignacio Covarrubias es secretario general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE).